¿Por qué los trenes no tienen cinturones de seguridad?

Sergio Solache

08:41 | Viernes 24 de Enero 2014

A diferencia de los aviones y los autos, los ferrocarriles que trasladan personas no usan esta medida por mayor seguridad de los usuarios
Especial
Pruebas de seguridad han demostrado que los pasajeros podrían sufrir más daños

En Estados Unidos aún es posible trasladarse entre diferentes ciudades a bordo de tren. En 2011, más de 600 millones de personas viajaron en ferrocarril para llegar a sus destinos.

A diferencia de los aviones y automóviles, en donde es obligación de los usuarios, colocarse el cinturón de seguridad para salvar su vida en caso de algún percance, en los trenes no es necesario, es más, no hay cinturones de seguridad, pero ¿Por qué?

De acuerdo con varios estudios, la principal razón para que las compañías de trenes de pasajeros no establezcan está medida de seguridad es “porque resulta más peligroso”.

Los análisis destacan que el cinturón puede impedir a los pasajeros pararse de sus asientos y salir del tren en caso de algún accidente, incluso ocasionar alguna lesión severa.

Rail Safety and Standard Boards (RSSB) destaca que los cinturones de dos o tres puntos de agarre no brindan ningún beneficio, a diferencia de los que se usan en aviones y en autos.

Mediante varias pruebas, el organismo señala que los cinturones de seguridad de dos puntos en los trenes pueden provocar, en caso de choque, que el cuerpo gire sobre la cadera y la cabeza pegue en el respaldo del asiento delantero, ocasionando que el usuario se rompa el cuello.

Los cinturones de tres puntos no se pueden colocar en los asientos de los trenes, ya que estos no tienen la suficiente resistencia para el anclaje de la cinta diagonal.

Por ejemplo, en las aeronaves, el cinturón de seguridad permite que el pasajero se mantenga firme en los momentos de despegue, aterrizaje y turbulencias; mientras que en los automóviles, evitan que el conductor y los demás pasajeros se muevan y se peguen contra el tablero o salgan despedidos por el parabrisas.

No obstante de la falta de cinturones, los trenes cuentan con otras medidas de seguridad para protección de los usuarios como lo es poder salir fácilmente por las ventanas en caso de colisión.