Annabelle vs Chucky: ¿En qué se parecen?

Denisse Vergara

07:00 | Martes 28 de Octubre 2014

El turismo "macabro" está alentado por este tipo de juguetes y leyendas que han sido llevadas a la pantalla grande
Especial
Estos juguetes han sido protagonistas del terror dentro y fuera de la pantalla grande

Con la euforia que Annabelle ha generado en todo el mundo y los relatos de la historia de la muñeca demoníaca real, en su pequeña caja de cristal en Connecticut, nos viene a la mente otro juguete que ha generado terror por generaciones.

Robert, el muñeco diabólico, también conocido como Chucky por la versión cinematográfica inspirada en él, es una historia de terror para los habitantes de Key West, Florida.

Este muñeco llegó a manos del pequeño Robert Eugene Otto como un regalo de su nana, una auxiliar de limpieza en la casa Otto que conocía la práctica del vudú y quien había perdido un hijo.

Robert, como el niño Eugene lo nombró, era el juguete favorito del pequeño y con quien a veces supuestamente mantenía conversaciones, aunque los padres asumieron era un juego de voces que el niño hacía cuando jugaba.

En el pueblo se empezó a relacionar la mala fortuna con el muñeco, y Eugene comenzó a culparlo de todo lo malo que pasaba.

Eugene fue a estudiar a Francia donde se casó. Cuando sus padres murieron, regresó a su casa en Florida, donde, al encontrar a Robert en el ático, desarrolló una relación enfermiza con el muñeco, dormían, comían y hacían todo juntos.

Ante la insistencia de su esposa por esta rara conducta, Robert fue encerrado en el ático, desde donde se podían escuchar pasos y risas. Más tarde, después de que la pareja murió, llegó a la casa una nueva pareja y la niña se hizo cargo de Robert, hasta que este presuntamente la atacó mientras dormía.

Ahora el muñeco habita en un museo, donde sigue llevando la mala suerte a sus visitantes, sobre todo a aquellos que se atreven a tomarle una fotografía sin pedir su permiso.

Vive USA te presenta las similitudes y diferencias entre estos dos muñecos poseídos.

También te podría interesar

Anabelle: la verdadera casa donde habita

Leyendas de terror en destinos turísticos de EU

10 lugares para morir de miedo

Ambos fueron obsequios. Annabelle fue un regalo de una madre a su hija Donna, una enfermera. Robert fue regalado a un niño por su nana.
0
Ambos tienen nombres de niños. Annabelle adquirió su nombre del espíritu de la niña que supuestamente la habitaba. Robert recibió su nombre de su dueño, un niño llamado Robert Eugene Otto.
1
Ambos están supuestamente poseídos, en el caso de Annabelle se dice que por un demonio y de Robert por entes ligados a la práctica del vudú.
2
Ambos cambian de posición constantemente, aunque a diferencia de Annabelle que se comunica por medio de recados escritos, Robert puede incluso hablar y emitir una sonora risa.
3
Ambos atacaron a alguien. Annabelle a un amigo de la dueña, mientras que Robert lastimó a una pequeña de 10 años.
4
Ambos inspiraron películas con su historia. Annabelle primero apareció en la cinta El Conjuro y más tarde protagonizó su propio filme. Robert fue inspiración para Chucky en 6 películas.
5
Ambos sufrieron modificaciones en sus versiones fílmicas: Annabelle pasó de ser una muñeca de trapo a una de porcelana, y Robert que usa un traje de marinero con un peluche de león, fue transformado en el personaje de cabello rojo y overol de mezclilla.
6
Ambos son conocidos por sus maldiciones en EU. Annabelle en Connecticut y Robert en Florida.
7
Ambos están en un museo de Estados Unidos. Annabelle se encuentra en el Museo de lo Oculto de los Warren, mientras que Robert está exhibido en el Museo Fort East Martello.
8
Ambos están en cajas de cristal donde continúan moviéndose y generando miedo.
9
Ambos ponen maldiciones a quienes los visitan. Annabelle cuando alguien molesta su caja y Robert cuando se le toman fotos sin su permiso.
10
Los dos han provocado terror desde sus cajas: de Annabelle se dice que provocó el accidente de un motociclista y su novia, donde éste murió. Robert, por su parte, recibe cartas todos los días de personas que piden disculpas por las fotos tomadas.
11

Tags: