Castigan a Billy Bush por grabación con Trump

Ximena Cassab

07:03 | Martes 11 de Octubre 2016

Tras su aparición junto con Donald Trump en el video en el que el magnate ofende a las mujeres, la NBC castigó a su co-host matutino del Today show
Especial

A estas alturas, probablemente ya todos vimos el video donde aparece el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, hablando de manera arrogante y muy despectiva acerca de cómo por ser una celebridad se toma el derecho de besar y tocar a mujeres sin su consentimiento. Pero ¿qué hay del cómplice que aparece riendo y haciendo segunda a sus comentarios?

En 2005, año en que fue grabado el “incidente”, Billy Bush trabajaba como presentador de Access Hollywood, programa en el que estaba por aparecer Trump. Fue en los últimos once años que Bush consiguió subir de puesto hasta establecerse como co-host durante el programa matutino Today, de la NBC.

Un personaje como él tiene la tarea (comercial) de reflejar ante la audiencia a un tipo simpático, alegre, respetuoso, buena persona. Sin embargo, tras su participación en esta conversación, está claro que no cuenta con las características anteriores. No es por nada que algunas de las personas que han trabajado con él, incluyendo un comentario hecho por Billy Crystal en el backstage de los Óscares de 2004, lo califican como “la persona más irritante del mundo del espectáculo”.

Claro que tras salir el video a la luz, gracias a su publicación por parte del Washington Post, el sobrino del ex presidente George W. Bush salió a dar una disculpa pública.

“Obviamente estoy apenado. No es una excusa, pero esto sucedió hace once años. Yo era más joven, menos maduro y actuaba de manera boba por llevar la corriente. Lo siento mucho”, dijo en su declaración el viernes pasado.

Pero de poco le sirvió. Después de que la NBC había declarado que no suspendería a Bush de su puesto en el show, la mañana del lunes 10 de octubre no lo vimos frente a la cámara.

Más que un momento vergonzoso

Parte de esta situación está relacionada con el hecho de que el video filtrado al Washington Post, era, desde el inicio, propiedad de la NBC. Esto significa que, por un lado Bush conocía los comentarios de Trump y no le parecieron suficientemente ofensivos como para compartirlos, y que la productora tenía el material y no lo compartió.

Hubo una declaración donde la NBC explicó que el video estaba en un proceso de aprobación legal. Sin embargo, nos mueve más la idea de que el equipo de producción estaba analizando cómo poner a salvo la reputación de su propio presentador si este material salía a la luz.

Ahora que la imagen de Bush ha quedado golpeada, será interesante ver si regresa al show matutino, y si su participación afectará los índices de audiencia.

También te puede interesar

La avergonzada esposa de Donald Trump

Las mujeres del controversial video de Trump

Tags: