¡Adiós chicas Obama, hola chicas Trump!

Diego H. Castillo

12:03 | Miércoles 09 de Noviembre 2016

La familia Trump, la próxima ocupante de la Casa Blanca, hará notar las grandes diferencias que existen con la familia Obama
Especial
La familia Obama dejará de ocupar la Casa Blanca para dar paso a la familia Trump

Como resultado de las elecciones, Donald Trump es el virtual presidente de Estados Unidos a partir del próximo 20 de enero, día en el que él y su familia ocuparán la Casa Blanca que dejarán Barack Obama y los suyos. Con ello, se marcarán las grandes diferencias que existen ambas familias presidenciales.

Por un lado, la familia comandada por Barack y Michelle, además de sus dos hijas, Malia Ann y Natasha, se caracterizan por ser cultos y estudiosos, de mente abierta, con apertura a todas las etnias, además de tener gustos y vidas sencillas.

Barack Obama conoció a Michelle Robinson en 1989,  cuando fue contratado como asociado en la firma legal Sidley Austin, en donde ella fue asignada por tres meses como su consejera en el bufete de abogados. Ambos compartieron algunas reuniones sociales, pero inicialmente ella rechazó sus propuestas de iniciar una relación amorosa.

Sin embargo, algunos meses después empezaron un noviazgo, se comprometieron en 1991, y contrajeron matrimonio el 3 de octubre de 1992. La primera hija de la pareja nació en 1998, y la bautizaron con el nombre de Malia Ann. En el año 2001, nació su segunda hija, Natasha.

Por el otro lado, la familia Trump, integrada por Donald y su actual esposa Melania, así como el pequeño hijo de ambos, Barron William, llegarán a la Casa Blanca con su vida y gustos extravagantes, así como nada discretos y poco elegantes.

El empresario conoció a la modelo eslovena a principios del milenio y pronto la convenció de tener una relación amorosa con él. Así, el 22 de enero de 2005, Trump se casó con Melania Knauss  en Palm Beach, Florida. La pareja tuvo su único hijo hasta el momento el 20 de marzo de 2006.

En 1977, Donald Trump se casó con Ivana Zelníčková, con quien tuvo tres hijos: Donald, Jr., nacido el 31 de diciembre de 1977; Ivanka, nacida el 30 de octubre 1981; y Eric, quien nació el 6 de enero de 1984. El matrimonio se divorció en 1992. En 1993 se casó con Marla Maples, con quien tuvo una hija, Tiffany, quien nació el 13 de octubre de 1993. Se divorciaron el 8 de junio de 1999.

Cabe destacar que su hija Ivanka es modelo, empresaria y una de las manos derechas de sus padre en los negocios, que se caracteriza por su lujosa vida, viajes y aspecto. Aunque Donald Trump es protestante, su hija Ivanka profesa el judaísmo, algo de lo cual él se siente orgulloso: "No solo tengo nietos judíos, tengo una hija judía y estoy muy orgulloso por eso".

También puedes leer 

Isla de Canadá reitera asilo a estadounidenses por triunfo de Trump
La Asociación de Cape Breton, en la Nueva Escocia, invita a los habitantes de EU a mudarse allí ahora que el republicano ganó las elecciones

Tags: