El berrinche de Trump que impulsó a Vanity Fair

Ximena Cassab

10:30 | Lunes 19 de Diciembre 2016

El publisher de la revista respondió de forma muy peculiar a las comentarios que lanzó el presidente electo de EU, luego de recibir críticas por su restaurante Tump Grill
Especial

El pasado 15 de diciembre, el presidente electo Donald Trump nos dio, una vez más, un ejemplo de sus impulsivas e infantiles reacciones ante críticas.

En esta ocasión, Trump atacó a Vanity Fair a través de su cuenta de Twitter. En su mensaje decía: “¿Alguien se ha fijado en los números realmente pobres de @VanityFair Magazine? ¡Muy bajos, grandes problemas, muerta! ¡Graydon Carter, sin talento, estará fuera!”

Inicialmente, se pensaba que el agresivo comentario resultaría en una baja de las ventas y la circulación de la revista de moda y estilo de vida.

Sin embargo, el comentario resultó exactamente en lo contrario. Las suscripciones a Vanity Fair se dispararon 100 pliegos por encima de lo que venden en un día regularmente. Esto representó el mayor número de suscripciones pagadas en un día para la familia de revistas perteneciente al gigante editorial Condé Nast, de acuerdo con un vocero del medio.

No es la primera vez que Trump y el publisher de la revista, Graydon Carter, se atacan abiertamente a través de comentarios publicados en sus redes sociales. En esta ocasión, se cree que el tuit de Trump se vio motivado por una crítica bastante penosa sobre su restaurante Trump Grill, titulado “Trump Grill Could Be the Worst Restaurant in America,” (Trump Grill podría ser el peor restaurante en América), publicado por Tina Nguyen en la edición digital de Vanity Fair.

Como el título del artículo lo predice, Nguyen realiza una detallada lista de los motivos por los que asegura que el restaurante es tan despreciable como su dueño. La escritora destruye desde el pobre sabor de cada platillo que prueba, hasta la decoración del salón principal, el baño, el menú y hasta los empleados que ahí trabajan.

“La atracción del restaurante de Trump, como el candidato, es que parece una versión barata de rico”, escribe Ngunyen en este texto publicado el 14 de diciembre.

La experiencia de la periodista fue tan mala que, probablemente, la frase recién citada es de las menos negativas que se pueden leer en su crítica. Conociendo la sensibilidad del presidente electo, no debería de sorprendernos su reacción.

No te pierdas 

¿A quién dejará Donald Trump sus negocios?
El presidente electo anunciará hasta enero quiénes serán los encargados de manejar sus empresas

El equipo de Vanity Fair no tardó en aprovechar el berrinche y convertir el tuit de Trump en un elemento a su favor. A partir del ataque, Vanity Fair se publicitó en su sitio web como “la revista que Trump no quiere que leas”.

Desde entonces, el artículo sobre Trump’s Grill ha recibido más de un millón de visitas únicas y generado miles de lecturas a otras notas sobre Trump, publicadas en el sitio. A esto se sumaron casi 10 mil nuevos seguidores a la cuenta de Twitter de Vanity Fair.

Veamos si con esto Trump se detiene a pensar un poco más antes de publicar su siguiente post.

 

Tags: