EU advierte que marcapasos podrían ser hackeados

Diego H. Castillo

07:03 | Jueves 12 de Enero 2017

La FDA investigó los dispositivos de un fabricante y detectó que tienen una falla de seguridad cibernética
Especial
Los dispositivos cardiacos de un fabricante podrían ser hackeados

Miles de marcapasos o desfibriladores podrían hackeados de manera remota debido a una inusual falla de seguridad cibernética en los dispositivos cardiacos implantables.

Así lo advirtió el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que informó que la falla fue identificada por investigadores de MedSec Holdings en reportes presentados hace algunos meses.

La falla de seguridad de los marcapasos fue dada a conocer el pasado lunes, después de que el fabricante de dichos dispositivos, St. Jude Medical, puso a disposición un parche para el software.

Con ello, el gobierno de Estados Unidos informó que los parches de seguridad serán descargados automáticamente a pacientes con un dispositivo transmisor en casa cuando éste sea enchufado y conectado a la red de la compañía.

Cabe recordar que los transmisores implantables envían datos del dispositivo cardiaco, mejor conocido como marcapasos, a profesionales médicos, con la intención de analizar a los pacientes.

También lee 

La enfermedad de Alzheimer podría curarse con luces LED
El MIT realizó un estudio basado en el uso de luces parpadeantes para combatir el padecimiento

A través de un comunicado, St. Jude, perteneciente a Abbott Laboratories, dijo que hasta esta semana no tenía reportes de muertes o lesiones ocasionadas por la falla de seguridad.

Por su parte, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus iniciales en inglés) también dijo que no había evidencia de que haya pacientes afectados.

Los aparatos de St. Jude's tratan arritmias peligrosas que pueden ocasionar falla cardiaca o paro. Los dispositivos registran electrónicamente el ritmo cardiaco y lo normalizan cuando detectan patrones peligrosos.

La FDA confirmó las vulnerabilidades del transmisor de casa, el cual podría ser hackeado y usado para agotar rápidamente la batería del dispositivo implantado, alterar el ritmo cardiaco y potencialmente enviar electrochoques peligrosos al corazón de una persona.

También lee 

Universidades en Texas y Florida investigarán el Zika
Instituciones de ambos estados recibieron fondos económicos de los CDC de EU para detener la epidemia

Tags: