De presos a exitosos restauranteros en Nueva York

Alfredo Avalos

07:02 | Jueves 02 de Febrero 2017

Dos hombres que estuvieron en prisión por delitos que no cometieron, abrieron un restaurante en Brooklyn luego de ser exonerados
Captura CBS News
El restaurante es su forma de reintegrarse a su comunidad

Derrick Hamilton y Shabaka Shakur pasaron décadas en prisión por delitos que no cometieron. Los dos hombres originarios de Brooklyn se conocieron en la cárcel cuando ambos purgaban sentencias por asesinato, delito que afirman jamás cometieron.

Su amistad se fue fortaleciendo con los años, pues ambos se dieron a la tarea de probar su inocencia, con la ayuda de una organización que trabaja para liberar a presos inocentes.

Ambos tenían otra cosa en común además de haber crecido en Brooklyn, los dos estaban convencidos de que habían sido inculpados intencionalmente por el mismo detective de la ciudad de Nueva York, Louis Scarcella.

No te pierdas  

La lujosa vida de 'el preso más sexy del mundo'
El año pasado fue puesto en libertad y de inmediato empezó a tener una vida de ensueño gracias a sus nuevos empleos

Pero probar que los habían encarcelado injustamente les llevaría décadas, Hamilton pasó 30 años en prisión y Shakur 27, aun asi los dos pasaban largas horas estudiando la ley, buscando la manera de probar su inocencia.

De acuerdo con Barry Scheck, con fundador de “Innocence Project” una organización que ha ayudado a exonerar 190 personas condenadas injustamente, Derrick Hamilton es un hombre brillante, es un excelente abogado que nunca renunció a probar su inocencia.

Los dos hombres recibieron una compensación económica al ser exonerados, de parte de la ciudad de Nueva York, que ha tenido que pagar más de 30 millones de dólares como compensación por casos de encarcelamientos realizados por sus autoridades a personas inocentes.

Con el dinero que recibieron Derrick y Shabaka pusieron un restaurante de comida jamaiquina en Brooklyn llamado Brownstone en donde cada noche se llena de comensales y donde además dan empleo a ex convictos que no encuentran trabajo por sus antecedentes penales.

Sin tener experiencia en el competido mundo de los restaurantes, los dos ex convictos, apuestan por este como una forma de reconectarse con la comunidad en la que crecieron y que por tantos años estuvieron alejados mientras servían una injusta condena en prisión.

También lee 

Un recorrido por la cárcel de Alcatraz
Siente cómo se te eriza la piel al caminar entre las celdas de la cárcel que resguardó a gánsters como Al Capone, George "Machine Gun" Kelly y Robert “The Birdman of Alcatraz” Stroud

Tags: