Video. Un restaurante en NYC está volviendo locos a los fanáticos del queso