Confesiones de aeromozas

Ximena Cassab

07:05 | Viernes 31 de Marzo 2017

La turbulencias de las que no quisieras enterarte durante tu próximo vuelo
Café descafeinado para todos los pasajeros.

Para evitar pasajeros nerviosos, se entrega café descafeinado.

Foto: Wikimedia Commons
0
Viajas con órganos humanos.

La mayoría de los vuelos nacionales suelen transportar órganos humanos en el equipaje de mano que no se pone con el resto de las maletas y equipaje.

Foto: Wikimedia Commons
1
¿Café o té?

El agua utilizada para preparar el café se bombea desde un tanque de almacenamiento del avión y casi nunca se limpia.

Foto: Wikimedia Commons
2
Baños

Se pueden abrir los baños desde fuera. Es una cuestión de seguridad. Se abren desde fuera con el propósito de no correr riesgos innecesarios.

Foto: Max Pixel
3
¿Muerto o dormido?

Oficialmente nadie puede morir en un avión por toda la burocracia que implica. En caso de muerte, se les deja sentados con el cinturón puesto y se les cubre con una manta. No se les informa a los pasajeros que hay un cadáver a bordo, se inventa cualquier cosa, pero no se pueden enterar.

Foto: Wikimedia Commons
4
Se limpia el baño con los bolillos.

Según información de una de las azafatas, ha visto a varias aeromozas limpiar la taza del baño con bolillos. A este pan lo llaman “suéter público”.

Foto: Wikimedia Commons
5
Olores con los pasajeros.

Como seres humanos, los viajeros tienen necesidades fisiológicas. Algunos van al baño durante el vuelo y no llegan al sanitario cuando ya soltaron alguna flatulencia.

Foto: Wikimedia Commons
6

Por sencillo o divertido que parezca trabajar viajando de un destino a otro a bordo de un avión, la realidad es que la labor de un auxiliar de vuelo (o azafata) puede resultar mucho más exigente de lo que parece. Se requiere de tener una orientación al servicio a costa de todo.

Con objetivo de cuidar el servicio a clientes, las azafatas mantienen una amable y perpetua sonrisa, aún cuando hayan tenido un mal día. Esto al mismo tiempo en que trabajan a mil metros de altura durante jornadas que puedes rebasar las 12 horas.Además, entre sus tareas está también ocultar algunos sucios secretos de las aerolíneas y sus trayectos.

El reportero Eric Spitznagel recogió para Mens Health algunas de las confesiones más divertidas y perturbadoras por parte de las auxiliares de vuelo. Con base en sus descubrimientos,
Vive USA te comparte estas oscuras revelaciones:

1. Café descafeinado para todos los pasajeros. Para evitar pasajeros nerviosos, se entrega café descafeinado.

2. Viajas con órganos humanos. La mayoría de los vuelos nacionales suelen transportar órganos humanos en el equipaje de mano que no se pone con el resto de las maletas y equipaje.

3. ¿Café o té? El agua utilizada para preparar el café se bombea desde un tanque de almacenamiento del avión y casi nunca se limpia.

4. Se pueden abrir los baños desde fuera. Es una cuestión de seguridad. Se abren desde fuera con el propósito de no correr riesgos innecesarios.

5. ¿Muerto o dormido? Oficialmente nadie puede morir en un avión por toda la burocracia que implica. En caso de muerte, se les deja sentados con el cinturón puesto y se les cubre con una manta. No se les informa a los pasajeros que hay un cadáver a bordo, se inventa cualquier cosa, pero no se pueden enterar.

6. Se limpia el baño con los bolillos. Según información de una de las azafatas, ha visto a varias aeromozas limpiar la taza del baño con bolillos. A este pan lo llaman “suéter público”.

7. Aceptan propinas y hay recompensa. Pueden ofrecer bebidas gratis y galletas calientes a todos los pasajeros, aunque de manera “oficial”, estas atenciones son solamente para los de primera clase.

8. Olores con los pasajeros. Como seres humanos, los viajeros tienen necesidades fisiológicas. Algunos van al baño durante el vuelo y no llegan al sanitario cuando ya soltaron alguna flatulencia.

Te puede interesar

Peor día para comprar boletos de avión

Perro-terapia contra la ansiedad en aeropuerto de EU

Tags: