Las razones de la adolescencia

Redacción

06:00 | Viernes 31 de Marzo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 31 (EL UNIVERSAL).- Las adaptaciones al cine o la televisión dedicados a los adolescentes abundan; en ocasiones se convierten en comedias románticas o chick flicks que años más tarde pasan al olvido. Eso lo tenía muy en cuenta Selena Gomez cuando decidió producir “13 reasons why”, serie que aborda —dijo— un tema crucial en la adolescencia como lo es el suicidio. A partir de este viernes se encuentra disponible en Netflix esta serie de 13 capítulos adaptada de la exitosa novela de Jay Asher del mismo nombre. El show es protagonizado por Dylan Minnette, quien en la ficción da vida a Clay Jensen, un joven quien, tras suicidarse su amiga y amor imposible, Hannah Baker, recibe una caja con 13 casetes en los que la occisa le dice en los audios que él y 12 personas más fueron las culpables de su suicidio. Junto con el paquete, Clay recibe direcciones: debe escuchar a todos ellos y pasarlo a un compañero de clase designado por las cintas. Si no lo hace, un segundo conjunto de cintas se dará a conocer a toda la escuela. Aunque el programa podría parecer aleccionador o moralista, en entrevista con EL UNIVERSAL, Minnette señaló que nunca buscaron caer en esos apartados, que lo que desean con este show es hablar de un tema importante, el suicidio juvenil, una problemática cada vez más frecuente entre este sector poblacional pero del que poco se habla de ello en la televisión tradicional. “En la televisión y el cine hay proyectos adolescentes, se habla de gente popular e impopular como si en el fondo necesitáramos ser del agrado de todos y creo que eso ha perjudicado a varias generaciones; el bullying ha existido siempre pero hasta hace unos años tomó nombre, eso se debe a que se ha acrecentado las problemáticas que esto ha conllevado”, comentó Dylan. Minnette, quien el año pasado fue visto en el cine con el éxito taquillero “No respires”, tiene 20 años de edad, va saliendo de la adolescencia, por lo que se identifica con la serie y, conociendo el libro en el que se basó, no tuvo mucho que decidir al aceptar el proyecto. “Ha sido increíble hacer esto, hablar un lenguaje que conozco y que los jóvenes que vean la serie también conocen; estamos hablando de cosas que todos hemos pasado y vivido, me gusta que haya gente apostando por proyectos que tratan de decirnos algo importante y no sólo entretener”, explicó. Estos temas son los que hicieron popular a la novela en la que se basa, por ello, cuando Netflix y Selena Gomez decidieron llevarla a una serie, sabían que tenían que respetar la esencia. La experiencia de Dylan, señaló, fue gratificante, pues en el set productores, directores, escritores y talento se dieron cuenta que todos en algún punto de sus vidas sintieron acoso o represión en su adolescencia. “Mientras grabábamos nos dimos cuenta que de alguna manera el bullying es algo por lo que desafortunadamente todos pasamos y que deberíamos erradicar, esperemos que este show contribuya a que se hable del tema, ya que hay muchas diferentes maneras para procesar el suicidio, y en última instancia no hay una forma ‘correcta’ para sanar cuando una persona se suicida”. Para el actor su personaje representa a la perfección lo que cualquier adolescente que vive un suicidio de cerca pasa. En la novela, Clay experimenta una amplia gama de emociones; él se encuentra enfurecido, frustrado, confundido y triste hasta el punto de llorar en público.