Cáncer de piel no frena a “El Loco” Valdés

Redacción

06:00 | Miércoles 05 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 5 (EL UNIVERSAL).- Cuando Ignacio López Tarso apareció en escenario del Teatro Rafael Solana, los fotógrafos le pedían moverse a la derecha o a la izquierda para tomarle fotos pero él aclaró que estaba un poco sordo, que no entendía todo lo que le decían.
Minutos después de iniciar la conferencia de prensa del regreso de la obra de teatro “Aeroplanos”, apareció detrás de él, dando brinquitos, Manuel “El Loco” Valdés.
“¿Te acuerdas bien del texto? No hemos ensayado”, fue de lo primero que le dijo el actor de 92 años a Valdés y ambos bromearon sobre su edad, la soledad, los hijos, los nietos y, por supuesto, de la salud.
Entre broma y broma, Manuel compartió que hace poco le encontraron un tumor maligno en la frente.
“Hace un tiempo me salió un granito aquí, no le hice caso, hasta le hice una canción. Me revisé, me fui con el dermatólogo y me dijo que tenía que hacerme una biopsia. Me puso inyecciones y se siente como si picara una avispa gigante.
“Salió todo bien, (el doctor) mandó a analizarlo y es maligno, ahí fue cuando inventé esta canción (canta): ‘Tengo un tumor en la frente, tengo un tumor maligno en la frente pero yo soy muy valiente’”.
El actor de 86 años comentó que será el oncólogo Javier Kelly quien lleve su enfermedad y quien lo va operar para sacarle “todo”.
“Hay que quitar todo lo malo, la ponzoña, entonces que me tienen que hacer un injerto, quitar piel de la pierna o de la nalga, pero les dije que de la nalga no porque iba a estar muy arrugado de este lado y del otro no”, bromeó de nuevo. Hasta López Tarso soltó una carcajada.
¿El diagnóstico fue cáncer?, preguntó una reportera.
“Pues si usted quiere con mucho gusto, también hice otra canción para eso, era una que cantaba César Costa”, dijo Valdés y en seguida entonó cáncer en la piel.
La cirugía sería después de unas presentaciones en Monterrey y del debut de “Aeroplanos” en este recinto el próximo 13 de abril.
Daniel Gómez Casanova, empresario que trae de nueva cuenta las puesta en escena, aclaró que el tumor maligno ya está encapsulado, no necesitará hospitalización para que se lo quiten y dos días después le retirarían el parche. No sería necesaria quimioterapia ni radioterapia, “nada que termine en apia”, soltó el comediante.
También señaló que varias personas le prometieron ayudarle con el dinero de la operación, eso después de hablar de su situación financiera.
“Mi situación económica, señorita querida, es culpa mía; yo en mi vida guardé un peso... ¡los guardaba de dos en dos!, je je, pues no tengo dinero porque no guardé, todo lo repartí a la familia, casas, doctores, coches, qué sé yo, y al final me quedé sin dinero, pero gracias a Dios trabajo muy a gusto y como usted dice, nuestra empresa nos hace el favor de pagarnos muy bien... a Don Nacho más”.