El Clausura 2017 se ha convertido en un hospital

Redacción

06:00 | Jueves 06 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 6 (EL UNIVERSAL).- El Clausura 2017 ha sido un torneo de mala pata para varios jugadores. En los casos de Carlos Cisneros, Renato Ibarra y Óscar Ustari sufrieron fracturas; Rafa Márquez, Cecilio Domínguez e Isaac Brizuela estarán fuera varias semanas y Yasser Corona tuvo que anunciar su retiro definitivo.
El torneo aún no arrancaba y el joven Cisneros se despidió por una lesión en la tibia durante la pretemporada que realizó el Rebaño en Cancún.
Ranato Ibarra, volante de América, ya no jugará más en la campaña, pues en la jornada nueve, Andrés Andrade, jugador del León, le causó una fractura de tibia y peroné, que lo dejó fuera tres meses.
Otro elemento de las Águilas que ya no podrá ver acción este semestre es Cecilio Domínguez, quien en el duelo ante Monterrey se resintió de su hombro izquierdo por lo que será sometido a una cirugía que lo dejará fuera de circulación de 12 a 14 semanas.
El portero del Atlas, Óscar Ustari, también quedó fuera del Clausura. El argentino sufrió fractura de codo en la fecha siete ante Cruz Azul, por lo que podría regresar en la jornada 17, pero por seguridad le han pedido esperar más tiempo para su recuperación.
De a pisotón
En la fecha nueve, Hirving Lozano recibió un pisotón que le dejó una herida muy grande en el tobillo y estuvo casi un mes fuera.
Isaac Brizuela fue víctima de Rubens Sambueza. El volante de Chivas tendrá que reposar 45 días por el golpe que le dio el argentino y que le provocó un esguince de tercer grado.
A penas el fin de semana pasado, Rodolfo Pizarro sufrió una lesión ante Morelia y estará fuera de diez a quince días, al tener un desgarre fibrilar del muslo recto femoral derecho.
En Selección
Rafael Márquez se lesionó con el Tri. Resulta que el jugador atlista tiene una lumbalgia que podría dejar de 20 a 25 días fuera.
Nicolás Castillo, delantero de Pumas, padece una lesión en el tobillo y es baja por dos o tres semanas.
El caso más lamentable fue el de Yasser Corona, quien recibió un golpe en la cabeza que le causó una lesión en la columna por lo que su regreso a las canchas luce muy complejo.