Abel Pintos amplía sus horizontes hasta México

Redacción

06:00 | Jueves 06 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 6 (EL UNIVERSAL).- Son cada vez más los artistas que buscan ampliar sus horizontes y llevar su música a otras partes de mundo.
Ese es el caso del argentino Abel Pintos, quien se presentará por primera vez la noche de este jueves en el escenario del Lunario del Auditorio Nacional. Las letras de sus canciones buscan reflejar la esencia de su persona y con este concierto espera ser bien recibido por el público mexicano.
En entrevista para EL UNIVERSAL el cantante externa sus ganas de querer trabajar con artistas mexicanos, lo que la música significa en su vida y su emoción de poder tocar ante un público diferente.
“Estoy preparado porque hace unos cuatros años en las redes sociales empecé a leer a gente que me contaba que le gustaba mi música y entonces desde ese momento y hasta el día de hoy empecé a tener la ilusión de poder hacer en algún momento conciertos en México. Cuando me dijeron que mi disco se iba a editar aquí, la felicidad fue muy grande porque sentí más cerca esa ilusión que me acompaña desde hace un tiempo y de alguna forma lo vengo viviendo internamente, tanto que ya me siento listo” afirma sonriendo.
Con más de 20 años de carrera, el cantante ha colaborado con artistas como Rosana, La Oreja de Van Gogh y Leiva, por mencionar algunos, este último se encargó de ayudarlo a producir su última producción discográfica titulada 11, sin embargo, admite que siente gran admiración por artistas mexicanos con los cuales no duraría ni un segundo el poder trabajar con ellos.
“A Natalia Lafourcade, Café Tacvba y Alejandro Fernández, los escucho desde hace mucho tiempo. Alejandro me parece un intérprete grande, yo soy admirador de su padre ¿quién no lo es? Pero justamente una de las cosas más loables de él que me parece es que, siendo hijo de, marcó su sello y es un intérprete absoluto y enorme. Natalia me parece un ser luminoso, me encantaría poder cantar con ella alguna vez y sé que me costaría mucho porque me emociona escucharle cantar, y Café Tacvba es la banda de mi adolescencia”.
Si bien reconoce la ilusión que le provoca seguir componiendo música, explica tajante que sus colaboraciones son fruto de casualidades y no de causalidades. “Puede sonar curioso pero creo que ninguna colaboración que haya hecho en mi vida fue una decisión de oficina, nunca. Siempre fueron deseos muy genuinos pero por más que lo deseaba, dejaba que la vida me lo trajera”.
Pintos afirmó que, si bien su carrera es amplia, es hasta ahora que logra entender a conciencia cosas de su vida personal que le permiten desarrollarse a plenitud dentro del ámbito musical. “Mi carrera se desarrolló en Argentina conforme a como fui creciendo yo como ser humano. Este disco (11, su última producción) viene a ser un álbum en el que empiezo a comprender el concepto de madurez y de adultez. Yo necesitaba dar todos los pasos que tenía que dar primero en mi tierra para luego sentirme listo para recorrer otros lugares. Mi ilusión era que llegara primero mi música y no tener que imponerle a nadie mi trabajo y fue una decisión de la que me siento muy orgulloso porque vengo por primera vez a México y sé que va a haber ahí 500 personas que me van a recibir a mí después de haber recibido lo que en verdad importa, que son las canciones. Al final mi filosofía de vida es que las cosas son al momento justo, todo lo que nos sucede, pasa cuando estamos listos, aunque lo pensemos con anticipación”.
Sobre su presentación esta noche, adelantó que aunque tratará de complacer con su repertorio, lo más probable es que será un problema cuando tenga que bajar del escenario.
“Va a ser un concierto con muchas canciones, probablemente presente gran parte del álbum, no sé si todo, pero además voy a hacer un repaso por toda mi carrera, porque es mi primera oportunidad de presentar mis respetos al público mexicano y les quiero contar un poco mi historia a través de mis canciones. Va a haber de cada disco de los que escribí y hasta el día de hoy y eso me va a llevar un buen tiempo. Cuando me subo al escenario, me tienen que sacar a la fuerza porque me gusta cantar mucho”.