El Museo de Arte Moderno expone obras de Hans Arp

Redacción

06:00 | Sábado 08 de Abril 2017

Omar Paredes
CIUDAD DE MÉXICO, abril 8 (EL UNIVERSAL).- Por primera vez en América Latina se presentan las exposiciones “Arp” y “Analogías escultóricas”, las cuales estarán en el Museo de Arte Moderno hasta el 16 de julio. “Arp” esta dedicada al artista franco-alemán Hans Arp, figura importante de las vanguardias del siglo XX —que conmemora los 100 años del movimiento Dadá—; en ese sentido, “Analogías escultóricas” es una muestra que abarca seis décadas de trabajos sobre escultura y modernidad,
Con la curaduría del historiador francés Serge Fauchereau, en colaboración con la Fondation Arp de Clamart y la embajada de Francia en México, “Arp” está dividida en cuatro núcleos: Nación Dadá, El surrealismo, Guerra y paz y L' Aubette, que ofrecen una retrospectiva de la obra plástica de Hans Arp compuesta por 60 piezas, entre las que se encuentran relieves y esculturas de mediano y pequeño formato en bronce, yeso y latón, pinturas, recortes, y tapices, además de un ejemplar de la Antología Dadá, de 1919, para la que Arp hizo grabados (sólo se conservan seis ejemplares en todo el mundo).
Estas piezas se exhiben en una sala, en la que al centro se ubica un espacio de contemplación circular para cuatro de sus esculturas más importantes: dos versiones de Kaspar, una en yeso y otra en bronce, de 1930; Aspirante a la cuarta dimensión, de 1963; y Torso regocijado, de 1965, todas provenientes de la Fondation Arp de Clamart, el Musée d’Art Moderne de Estrasburgo, el Musée d’Art Moderne-Centre Georges Pompidou y la Galerie Thessa Herol de París.
“La exposición de ‘Arp’ no irá a otro lugar, sólo se exhibirá en México. La finalidad de que se presente aquí es que este país tiene una gran tradición de la pintura mural y de la escultura. ‘Arp’ tiene una estrecha relación con los muralistas. Para los franceses es difícil entender el arte mexicano, pero para los mexicanos no es complicado entender el arte europeo, ya que la tradición pictórica nació aquí”, expresó Fauchereau en entrevista.
Paralelo a la muestra de “Arp”, se exhibe “Analogías escultóricas”, que busca establecer una relación con la obra del creador francés a través de una selección de 45 esculturas y 26 documentos —pertenecientes al MAM— de 36 artistas, entre los que se encuentran Francisco Zuñiga, Lourdes Álvarez, Ernesto Hume y Germán Cueto, este último, amigo de Hans Arp.
La exposición recupera la tradición prehispánica de la escultura en cantera, mármol, ónix, aluminio y madera a través de cuatro secciones: Imprecisiones aparentes, con obras semi abstractas aún arraigadas en la figuración; Maniobras lúdicas, donde el azar, la ironía y la experimentación son el sustento compositivo; Verticalidades, con distintas versiones de la pureza abstracta y biomórfica de la forma vertical; y Construcciones, que da lugar a las masas geométricas de gran movilidad.
Como parte de las actividades por las exposiciones, habrá espectáculos de danza en el jardín escultórico del recinto, talleres escolares sobre la escultura y el movimiento Dadá, y mesas de diálogo con expertos. Hoy se inaugura la carta de actividades infantiles.