Batalla del norte divide unidades

Redacción

06:00 | Jueves 13 de Abril 2017

TORREÓN, Coah., abril 13 (EL UNIVERSAL).- Cuando Santos y Monterrey se topan, salen chispas, porque el enfrentamiento no va nada más en ganar un juego, en sumar tres puntos, sino en el dominio territorial, en quién manda en el norte del país.
En esta ocasión, quedaron tablas. Monterrey se recuperó de una desventaja de 2-0 para terminar con un empate a dos, que le sirve a ambos equipos para mantenerse en territorio de Liguilla, a falta de que se realicen los demás partidos de la jornada.
Con este marcador, los laguneros arribaron a 20 puntos, por 23 de los regios, por lo que se puede decir que el enfrentamiento tuvo ganancias para ambos cuadros.
Santos se fue al frente del marcador apenas en el amanecer del juego, cuando Tavares desbordó por la derecha para mandar un centro exacto a donde Julio Furch definió con un certero remate con la cabeza.
No se reponían los Rayados del primer golpe cuando de nueva cuenta los extremos le funcionaron a los laguneros y Ulises Rivas anotó el segundo.
Cuando el equipo dirigido por Antonio Mohamed se vio abajo por dos goles, fue cuando comenzó a jugar. Su delantera, llena de calidad, se acordó de lo que saben hacer y lo llevaron a cabo.
Yimmi Chará recorrió todo el campo y al entrar al área rival, disparó y para su suerte, la pelota fue desviada por Néstor Araujo para salir del alcance de Jonathan Orozco, ex portero de Monterrey.
Hasta el segundo tiempo la visita pudo empatar cuando Edwin Cardona destrozó a la defensa santista con dos recortes y vencer a Orozco con un riflazo a primer poste.
Ambos equipos buscaron hacerse daño, pero se nulificaron, no hubo más goles, no hubo para más, y así el norte, al final, quedó en paz.