Fortuna en juego

Redacción

06:00 | Sábado 15 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 15 (EL UNIVERSAL).- La entrada al infierno de la Liga de Ascenso implica la pérdida del prestigio deportivo y también una debacle económica.
Una franquicia de la Liga MX que desciende a la categoría de plata pierde desde 60 hasta 70 por ciento de su valor, de acuerdo con Javier Salinas, especialista en marketing deportivo. Es decir, pasaría de costar 20 millones de dólares a tan sólo seis.
Veracruz, Chiapas, Puebla, Morelia y Necaxa buscan en cuatro jornadas evitar el infierno que los llevaría a la catástrofe financiera.
Los Tiburones Rojos llegaron a esta jornada como los principales candidatos a dejar su puesto en el máximo circuito, al estar en el último lugar de la tabla de cocientes.
Sin embargo, está a un sólo punto de estar en zona de permanencia. Los 111 puntos que acumulan los jarochos en los seis torneos más recientes contrastan con los 112 de Jaguares y Monarcas.
La Franja tiene 115 y Necaxa, con lo volátil de su porcentaje, descendería en automático si pierde sus cuatro encuentros restantes.
Como pocas veces suceden en el futbol mexicano, hay cinco equipos involucrados en la quema.
“Hay una caída de nivel para el equipo que se vaya a la Liga de Ascenso, porque estar en Primera significa permanecer en un grupo selecto de 18 equipos”, describe Francisco San José, catedrático de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac.
El experto explica que la devaluación del estatus del club descendido la acompaña un pérdida en el costo de sus derechos de transmisión, patrocinios, boletaje y el valor de sus jugadores en el mercado.
“No sólo es el valor per se de la franquicia, sino que le siguen deterioros en términos mercadológicos que afectan al club. Hay un abismo entre lo que es la Liga MX y el Ascenso MX”, evalúa San José.
Un equipo de Primera puede cobrar, en promedio 3.2 millones de dólares al año, por el anuncio principal en su camiseta, mientras que en la división inferior apenas podría obtener 750 mil dólares.
La pérdida más dramática está en la devaluación de los derechos de televisión. Para un conjunto de élite, ese concepto representa alrededor de 7.5 mdd; uno del Ascenso apenas podría ingresar 200 mil dólares.
La razón es el alcance que tiene una categoría y otra. Según San José, una final por obtener el derecho al máximo circuito alcanza hasta tres puntos de rating, si los equipos en cuestión tienen cierta popularidad como en el Atlante, Dorados o el Zacatepec.
Un duelo de la más baja convocatoria en la Liga MX podría sumar hasta cuatro unidades.
En el rubro del boletaje también ha una notoria distancia. Un aficionado del América tiene que pagar hasta mil 66 pesos por un boleto en el estadio Azteca para presenciar el duelo ante Querétaro. Sinaloa, el líder actual del Ascenso tiene su boleto 800 pesos más accesible que el conjunto azulcrema.
“A eso hay que agregarle que sus jugadores también resultan afectados, porque cuando desciende, cuestan mucho menos”, afirma el catedrático de la Anáhuac.
“El único consuelo que les quedaría a la franquicia que se vaya es la Copa MX, en donde puede encontrar una vitrina”, añade.
El panorama para los cinco equipos involucrados en la quema por mantenerse en la Primera División luce intimidante.
Cuatro equipos lograr sobrevivir y quedarse en la élite del balompié nacional. Uno se irá a una categoría inferior con una pérdida millonaria que le hará vivir un infierno.
El Dato
3.2 MDD vale el patrocinio en Liga Mx.
750 MD cuesta el anuncio en la playera en el Ascenso.
7.5 MDD, valor de los derechos de TV en Primera.
200 cuesta este concepto en la división de plata
1066 PESOS alcanza un boleto en el máximo circuito
200 PESOS cuesta un pase para ver al líder del Ascenso MX.