Insuperable recinto

Redacción

06:00 | Sábado 15 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 15 (EL UNIVERSAL).- El América lavolpista se presenta en donde realmente se siente cómodo. Al estadio Azteca, los azulcremas lo han hecho realmente su hogar, donde goza y suma puntos a costilla de quien lo visita.
Han pasado 16 partidos en el Coloso de Santa Úrsula desde que el conjunto emplumado lo dirige Ricardo Antonio La Volpe. Nunca ha perdido. Racha que puede intimidar al Querétaro.
El éxito del “Bigotón” en el emblemático coso capitalino se extiende a 28 partidos sin perder cuando el argentino es quien dirige al conjunto local. De acuerdo con estadísticas oficiales del Club América, el argentino tiene un saldo de 23 victorias por cinco empates.
“Los rivales ya nos respetan, los equipos se meten atrás cuando nos enfrentan. Felicito a la defensa por mantener su solidez”, presume el estratega emplumado.
Otra estadística que evidencia la fortaleza en la zona baja americanista es que Agustín Marchesín se ha mantenido sin recibir gol en el Azteca en cinco encuentros. Cifra que ha contribuido a que en el actual torneo, el Coloso se haya vuelto inexpugnable, sin importar el contrincante que se presente.
Pero las críticas están ahí, por la escasez de espectáculo que ha tenido el América. El buen funcionamiento y un estilo de juego que agrade a los aficionados se ha alejado de Santa Úrsula.
“La gente tiene que entender que los partidos son difíciles, ya no hay espacios como antes. Los demás equipo suelen encerrarse para que no tengan espacios. Hemos sumado puntos que nos tienen arriba, pero nos está faltando ser espectaculares”, reconoce La Volpe.
El club águila tiene 21 puntos. Llegó a esta jornada en el quinto lugar de la clasificación, pese a las ausencias en zona ofensiva y defensiva que tiene.
Con los elementos que tiene, el entrenador sudamericano se las ha arreglado para llevar por buen camino a los azulcremas.
Enfrente estará el Querétaro, un rival que ha dado tumbos a lo largo del certamen. Apenas acumula 15 unidades, mismas que le mantienen fuera de zona de Liguilla.
Pero en los últimos años, los Gallos Blancos se le han indigestado a los americanistas en cualquier campo donde se dispute su partido.
En los últimos siete encuentros, el América no ha podido derrotar a su rival de esta noche. Son cuatro triunfos queretanos y tres empates. Entre esos resultados, hubo un 4-0 de los Gallos en el Azteca [Clausura 2015], con dos goles de Ronaldinho, quien salió ovacionados por los mismos aficionados amarillos.
Este sábado, el América quiere una alegría. El Coloso de Santa Úrsula es el escenario ideal, donde los azulcremas nunca han perdido desde que recuperaron el bigote.