Guillermo Arriaga da voz a la violencia con sus obras

Redacción

06:00 | Viernes 21 de Abril 2017

César Huerta
CIUDAD DE MÉXICO, abril 21 (EL UNIVERSAL).- Guillermo Arriaga recuerda que cuando tenía ocho años fue quemado con cigarros por jóvenes desconocidos que le doblaban por mucho la edad, sólo porque les dijo sentirse mal. Dos años después, un ex combatiente de Vietnam que vivía por su zona lo golpeó tan fuerte con un palo que casi lo asesina, pues lo dejó sin movimiento por un tiempo. La violencia ha rondado su vida.
“Mi hermano mojó a su hermana y se dejó venir contra mí”, cuenta el escritor de novelas y cine. “Por eso cuando digo que la violencia tiene consecuencias, no lo digo gratuitamente, sino porque me han pasado cosas así”. Arriaga, de 59 años, explica que difícilmente escribe sobre algo que realmente desconoce.
“Cofi”, de “Amores perros”, era su perro en la colonia capitalina Modelo, donde vivía. El cineasta siempre ha sido atraído por los cambios de vida que suceden en segundos, como lo ha mostrado en sus filmes. Y las víctimas en cada una de las películas escritas se vuelven cazadores y viceversa.
Así que no es raro que haya aceptado dirigir “Bienvenido a la vida peligrosa”, radionovela con guion de Arturo Pérez-Reverte (“La reina del sur”) y que estrena este viernes a través de la plataforma digital Podium Podcast, de Grupo Prisa.
La historia sigue a un profesor español de filosofía invitado a dar una cátedra en un estado norteño mexicano y quien es conminado por un narco para dar clases a su hijo, iniciando así su viaje por ese mundo. Jorge Jiménez, Rafael Amaya (“El señor de los cielos”), José María Yazpik (“Colosio, el asesinato”), Cristina Rodlo (“Juego de héroes”) y Aracely Arámbula (“La doña”) forman parte del elenco.
“En la colonia Modelo conocí a mucha gente vinculada con eso (las drogas), no eran dealers ni jefes, pero eran del negocio, no tenían el estigma de ahora. Pero nunca he cruzado palabra con alguien de ese mundo”, asegura.
Durante las grabaciones, señala, cada actor (provenientes del norte mexicano) contaba sus experiencias al respecto y eso ayudó a encontrar el ambiente para los personajes. Además fue el mismo Pérez-Reverte quien mencionó a Arriaga como el indicado para dirigir la producción constituida por una decena de episodios.
“Hace 21 años nos conocimos, aunque él no se acordaba. Presenté su libro ‘Territorio comanche’ y no nos volvimos a hablar hasta ahora”, cuenta del otro lado de la línea telefónica.
¿Es violento ser escritor en un país que casi no lee? “Afortunadamente los lectores han sido muy generosos conmigo, no tengo queja, la mayor parte de los doctores no me cobran cuando saben quién soy y muy generosamente la gente me da sus ranchos en Coahuila sin cobrar un centavo; ser escritor no ha sido violento conmigo, por el contrario”.
La plática transcurre con el ganador en Cannes por “Los tres entierros de Melquiades Estrada” con casi un pie en el avión que lo llevará a España, para seguir promoviendo “El salvaje”, su más reciente novela.
Desde enero prácticamente pasa tres días en su hogar de México para luego salir. Tras España viajará a Argentina, Perú, Colombia y Chile, y volverá al país a ciudades como Tijuana y Mérida. También viajará a Brasil, EU y la India, donde tiene proyectos como productor de cine.
“Una vez que sacas algo la gente te busca y tienes que estar ahí, ir a las ferias, a las entrevistas, a todo; la promoción no paga, por eso hay que chambear en otras cosas”, comenta. El entrevistado espera también el estreno de “Hablando con dioses”, filme que produjo y donde colaboraron directores como Alex de la Iglesia (“El día de la bestia”) y Hideo Nakata (“Ringu”) sobre la religión. Aún no cuenta con fecha de lanzamiento.
Sus hijos terminarán trilogía. La trilogía que inició con “Amores perros” y continuó con “21 gramos”, será terminada por sus hijos. Mariana (“En defensa propia”) y Santiago serán quienes lleven a buen puerto “Cielo abierto”, escrito en 1994 y que originalmente formaba parte del proyecto de Guillermo.
“Es una historia lineal, tienen que verla y no pudo haber quedado en mejores manos; ellos harán dos cortometrajes antes y luego se meterán a ésta, yo seré el productor”, explica.
“Amores perros” cumple 18 años de haber sido filmada.