Veracruz muerde a Pumas 0-2 y abandona el sótano de la porcentual

Redacción

14:54 | Domingo 23 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 23 (EL UNIVERSAL).- Los cánticos de la afición felina, el estadio Olímpico Universitario y la altura de la capital mexicana no lograron pesar en favor de unos Pumas que este domingo mostraron, de nueva cuenta, su alarmante baja de juego y perdieron 0-2 ante Veracruz, que abandonó el fondo de la tabla de cocientes.

En la continuación de las acciones en la jornada 15 de la Liga MX, los Pumas de Francisco Palencia recibieron al conjunto de los Tiburones Rojos con urgencia de puntos en su lucha por la permanencia. Al arranque del encuentro los Escualos mostraron su hambre de triunfo al insinuarse sobre la cabaña de Alfredo Saldívar. Los Pumas apenas despertaban de un letargo futbolístico que ya les duró al menos cinco jornadas.

La exhibición más triste de Pumas en este torneo empezó a escribirse al minuto 32 cuando el capitán de Universidad Darío Verón perdió el esférico y luego intentó recuperar con una plancha sobre Adrián Luna; el árbitro no dudó en echar al central felino que, por una imprudencia infantil, dejó en desventaja a su equipo durante 60 minutos.

Una de las peores defensas del Clausura (la de Pumas, con 25 goles aceptados) hizo de las suyas y al 38' brindó a los del Puerto la oportunidad del primer tanto; en los linderos del área felina, Josecarlos Van Rankin intentó despejar el balón, sin embargo, lo estrelló en la nuca de Alcoba y luego llegó Leandro Velázquez para fusilar al cancerbero Alfredo Saldívar. El primero del Tiburón silenció al Olímpico Universitario.

Ya en la segunda parte los Pumas echaron mano de su delantero Nicolás Castillo. La ilusión felina renacía pero los minutos se escapaban más rápido que una posible remontada de un equipo local que se fue desfigurando desde hace 6 partidos. La mordida que acabó con la esperanza universitaria llegó al 84' cuando Adrián Luna, en contragolpe, arrastró el balón 20 metros para entrar al área de los Pumas y luego sirvió a la incorporación de Cristian Pellerano que sólo "cacheteó" para sacudir las redes auriazules. Se cantaba el 0-2.

Con uno Pumas entregados, al 88' Palencia vio la roja; al 89' Nicolás Castillo se fue expulsado, y al 93' el árbitro César Arturo Ramos decretó una nueva y frustrante caída de los universitarios. Con este resultado, el conjunto del Pedregal (18 puntos) agoniza en la Liga MX y si bien es cierto que las matemáticas les dan posibilidades de Liguilla, sus limitantes futbolísticas hacen que se vea complicado que se levanten del "nocaut". Por su parte, los dirigidos por Juan Luna abandonaron el sótano de la porcentual, ahora ocupan el puesto 16; por encima de Jaguares (17) y Morelia (18).

Veracruz se sacudió 13 años de no ganar en Ciudad Universitaria y Pumas se hunde en la tabla con 18 puntos. Pese a esto, las posibilidades para los felinos aún existen, aunque… calificar a la "fiesta grande" ya no depende de ellos.