César Ramírez, más veloz que el cáncer

Redacción

06:00 | Lunes 24 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 24 (EL UNIVERSAL).- La historia de César Ramírez, seleccionado nacional en los 200 metros planos, no sólo es inspiradora sino digna de un súper héroe. Con apenas 20 años de edad y un boleto para asistir a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, la vida del velocista dio un inesperado giro de 180 grados al ser diagnosticado con cáncer y tomar una dolorosa pausa en su carrera.
Ocho meses y 15 sesiones de quimioterapias después, Ramírez está en pie de lucha y con sueños renovados. "Yo no debería competir todavía; incluso muchos pensaban que estaría fuera de las pistas uno o dos años pero aquí estoy, soñando con Tokio 2020".
El sonorense volvió de manera oficial a las competencias el pasado 15 de abril en el Comité Olímpico Mexicano (COM). A César ya le urgía esa dosis de adrenalina generada durante los poco más de 20 segundos que ocupa en recorrer los 200 metros.
"Me cuenta mi doctor Adrián Martínez que por ser deportista mi recuperación fue muy buena. A las dos semanas de mi operación ya tenía la herida cicatrizada y comenzaron las sesiones de quimioterapia; un mes y medio después ya estaba de regreso en mi casa con buenos indicadores en mis marcadores tumorales. Actualmente acudo al médico cada tres meses para revisión y por ahora me siento muy bien", relata.
Mientras combatía la enfermedad con apoyo de su entrenador, familia y escuela, César también esperaba la llegada de sus gemelas Isabela y Alexandria, quienes nacieron pocas semanas después de terminar con su tratamiento. "Mi familia siempre estuvo a mi lado y se sienten muy contentos de que vuelva a competir. Nadie se esperaba que lo hiciera pero siempre tuve la mentalidad de aliviarme".
Aunque aún no se prepara al cien por ciento, César confía en que le tomará poco tiempo alcanzar su mejor forma física. "El cuerpo me está respondiendo bien en los entrenamientos por lo que estoy seguro de que puedo conseguir mejores marcas".
¿Cuál es tu objetivo para 2017?
"Primero calificar al Campeonato Mundial de Londres y después ser el primer mexicano en correr los 200 metros en menos de 20 segundos".
La Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA) solicita una marca de 20.44 segundos para asistir a la justa del orbe. "Ahorita estoy corriendo en 20.50 y por eso nos estamos reservando un poco en la prueba de 200 para tener un poco más de entrenamiento y llegar con todo al Nacional donde debo dar la marca".
No asistir a la justa veraniega de 2016 fue un duro golpe para el velocista. "Fue muy triste y difícil para mí pero no claudiqué en mis sueños. Quiero hacer buenas competencias para clasificar a los Juegos Centroamericanos y después a los Panamericanos; de esa forma llegaré al 100 por ciento a Japón".
A César le enorgullece el crecimiento que han tenido en nuestro país las pruebas de velocidad. "Es importante que comencemos a destacar porque era algo que no se daba desde Juan Pedro Toledo. Actualmente somos José Carlos Herrera y yo quienes sacamos la casta. El nivel en México ha mejorado muchísimo no sólo en los 200 metros sino en otras pruebas de atletismo".
Tras superar su batalla personal contra el cáncer, César está listo para encarar nuevos retos. "Me siento mejor que nunca, con mucha fuerza para alcanzar nuevas metas por mí, por mi familia y por mí país".