Carmen Salinas se ríe de sí misma en “Aventurera”

Redacción

06:00 | Martes 25 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 25 (EL UNIVERSAL).- Baile, rechiflas y Carmen Salinas burlándose de sí misma y de los comentarios que se han dicho respecto de su posición como diputada, fue lo que la noche del domingo se vivió en el Zócalo de la Ciudad de México con la función gratuita de “Aventurera”.
Hasta Kate del Castillo salió en los diálogos de Carmen Salinas, junto a Rafael Inclán. “El Chapo”, Donald Trump, Andrés Manuel López Obrador y Miguel Ángel Mancera también fueron parte del show, que lejos de provocar abucheos o hasta mentadas, provocó risas.
Según los organizadores, 12 mil personas fueron parte de la primera puesta teatral que se presenta en la plancha capitalina de forma gratuita.
Después de que la paciencia del público fuera puesta a prueba con una espera y la introducción de algunos números musicales, llegó el momento en que las bailarinas pisaron el escenario para impresionar con su vestuario.
Ellas darían entrada a la historia de Elena Tejero, interpretada por Susana González. La función incluyó momentos en los que Carmen Salinas jugó con el diálogo de la obra para mencionar los momentos en que ella ha sido criticada. “Gano más con las nalgas que con el bono ese”, dijo en una ocasión.
Entre la política nacional y la internacional, los personajes interpretados por Rafael Inclán, Ernesto Laguardia, Alexis Ayala y Paco de la O, entre otros, provocaron una variedad de reacciones entre el público.
Sin embargo, un momento que todos disfrutaron fue cuando la Sonora Santanera interpretó algunos de sus éxitos y los bailarines invitaron al público a bailar con ellos y así hacerles sentir la experiencia del cabaret sin ninguna limitación.
Con aplausos, risas y algunas rechiflas por escenas “largas”, es que la función se llevó acabo. Según Juan Osorio y Carmen Salinas, este ejercicio es para aquellos que no tienen la oportunidad de comprar un boleto.
Susana González y sus compañeros de reparto incluso tuvieron la oportunidad de estar cerca del público, cuando entre las escenas tenían que hacer su entrada por en medio de los asientos. Algunos asistentes decidieron ir vestidos para la ocasión, como una pareja de adultos mayores, que iban de traje y vestido digno de la época.