Carrillo pide resarcir daño moral por afectaciones a obra

Redacción

06:00 | Miércoles 26 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 26 (EL UNIVERSAL).- El artista Jesús Carrillo busca que se le repare el daño moral ocasionado tras la modificación que sufrió después de una restauración su mural “Aves en Vuelo”, ubicado en el Parque Los Guacamayos, en Villahermosa.
Alejandro Zárate, maestro en Derecho en Propiedad Intelectual por la Universidad de Torino y representante legal del artista dijo en entrevista con EL UNIVERSAL que la forma en que será resarcido el daño podría definirse en un proceso legal o en la reparación directa de la obra.
En el oficio SA/0435/2017, dirigido a este diario por parte del ayuntamiento de Centro, se asegura que en una investigación a través de la Contraloría se encontraron facturas de 2011 sobre el costo del mural con un monto total de 290 mil pesos, y no de más de 2 millones, como Carrillo aseguró. Asimismo. se menciona que la restauración fue parte de un proyecto de recuperación general del sitio. La Contraloría detectó, según el oficio, que no existía un catálogo de información sobre las obras artísticas del municipio.
Al respecto, Alejandro Zárate comentó que de acuerdo al Derecho, la única persona facultada para modificar el mural era el autor. “Los derechos de autor se dividen en dos: los derechos patrimoniales y los morales. Cuando alguien comisiona a otra persona la realización de una obra, de lo que único que es dueño es de los derechos patrimoniales. Los derechos morales tienen que ver con el derecho a la paternidad de la obra, a modificarla o destruirla”, explicó.
De acuerdo con declaraciones del artista, en 2016 presentó al presidente municipal una cotización para restaurar la obra, la cual, aseguró Carrillo, fue aceptada pero nunca se le notificó cuándo y cómo se realizaría. “Quiero pensar que el proyecto del maestro Carrillo les pareció caro y dijeron ‘pues que lo haga cualquiera’”, refirió el abogado, quien explicó que cuando se violentan los derechos morales del autor, el único que puede cuantificar la manera en que se va a resarcir el daño es el propio creador.
En el oficio emitido por el Ayuntamiento se señala que las facturas comprueban que es falso el costo de dos millones de pesos. “Pienso que se hizo esta manifestación para que el pago por el daño moral les salga más barato”, agregó el abogado.
Además informó que al muralista nunca se le pidió comprobar gastos, ya que los recursos provenían del municipio y de donaciones por parte de la iniciativa privada.
El Ayuntamiento exigió a Carrillo demostrar la autoría de la obra, pero en el oficio dirigido a este diario se menciona que existen facturas de 2011 a nombre de “Extensión Art Jesús Carrillo” por el concepto de la elaboración de un mural con un costo de 290 mil pesos. “Reconocen el pago y al autor. Además es del dominio público que Carrillo hizo la obra”, dijo Zárate.
Explicó que el Convenio Internacional de los Derechos de Autor y la Legislación Mexicana de los Derechos de Autor establece que no es necesario registrar la obra ante la autoridad para que esté protegida. “Por el hecho de ser creada, ya está protegida. Podemos registrarla en cualquier momento, ese es un capricho que no les servirá”.