El cáncer no le quita la Libertad

Redacción

06:00 | Miércoles 26 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 26 (EL UNIVERSAL).- Tania Libertad tiene el control completo de su casa; que llegó el del gas, que pase; que si falta algo, manda por él; ni siquiera parece que tiene unos días de haber dejado el hospital.
Es la tercera vez que entra al quirófano por culpa del “mounstrito”, así es como ella llama al cáncer de mama, con el que ha tenido que lidiar por más de una década.
La cantante explicó que fue gracias a la prevención que ha podido mantener a raya la enfermedad, sin la necesidad de recurrir a quimioterapias.
En esta ocasión el doctor tuvo que retirar todo el tejido alrededor de la prótesis que usa, ya que fue ahí donde se extendió la enfermedad. A pesar de tener una incisión grande, Tania Libertad ya está trabajando.
La primera vez que le detectaron cáncer, sí fue un shock, lloró y sacó su frustración, pero le duró poco, asegura. A los pocos días de haber recibido la noticia le dijo al doctor que la operara.
Y así fue. Sin embargo, había algo que no sabía, las medicinas que acompañarían el tratamiento de la enfermedad hacían estragos en su voz.
“Este medicamento tenía que haberlo tomado desde la operación de 2011 (la segunda vez). Yo ya pasé por una etapa en donde mi voz, en una parte, en la parte media, se estaba quebrando y volviéndose horrible y todo era por las pastillas que bloqueaban los estrógenos.
“En aquella ocasión fue una decisión mía, porque el primer doctor no estuvo de acuerdo; ahora mi doctor es como mi cómplice. Él me dijo: no puedo darte algo que nos vaya a privar de tu voz porque esa pastilla tampoco garantiza que no vaya a volver el cáncer”.
De esta forma, la cantante nacida en Perú y radicada en México desde hace más de 30 años le ha dado la batalla al cáncer y no se ha dejado vencer.
“Yo enfrento las cosas, creo que es la mejor manera, porque si te deprimes, que si quieres que los demás se apiaden de ti, eso no me gusta. Yo nunca he querido lucrar con mi enfermedad”, agrega la intérprete de “Gracias a la vida”.
Los nervios de no ser escuchada. Tras más de 50 años de carrera artística dedicados a la música, Tania Libertad de Souza Zúñiga reconoce que hay algo que le pone muy nerviosa y es que la gente no la escuche cantar.
“Ya por eso les dije que ni bodas, ni cumpleaños, ni XV años, ni nada de eso. Porque a veces me contratan porque el cumpleañero es fan mío y el día de la fiesta sólo la mesa del festejado está poniendo atención”, cuenta entre risas la artista de 64 años.
La cantante incluso habla de lo peculiar que es como artista.
“He hecho de todo para no pasar por las alfombras rojas, una vez soborné a una persona de seguridad para que me dejara pasar por detrás de donde estaban los periodistas y no ser vista, no me gusta llamar la atención, pero cuando me subo a un escenario ahí sí quiero que la gente me escuche y me mire”.
Sólo en la entrega de los Grammy Latino la obligaron a pasar por el encarpetado colorado y tras el hecho terminó encerrada en su camerino con un par de tequilas.
Anécdotas como esas tiene muchas y sigue coleccionando. Dice que ya no se cuece al primer hervor, que no tiene ganas de hacer más duetos y menos con artistas más jóvenes, pero que ella disfruta de cada día que puede cantar.
Después de pisar escenarios alrededor del mundo, Tania Libertad tiene un especial cariño al Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, que este año cumple su aniversario 99 de existencia.
Para celebrarlo, lo hará con un homenaje a Violeta Parra, quien cumple 100 años de su natalicio, el próximo 26 de mayo. “Tuve una presentación ahí y fue la primera vez que cobré por cada boleto de aquella ocasión”.
Con unos días de recuperación, las actividades profesionales de Tania Libertad no paran ahí, también tiene que arreglar las canciones para un show de Armando Manzanero y Eugenia León, por lo que trabajo tiene mucho.
Reconoce que le gusta que las cosas se hagan como dice, pero explica que para ella el ego es lo de menos cuando encuentra muestras de afecto por parte de sus seguidores.
“Cuando yo llegué a México, podían haber 50 personas y la única que respondía al llamado de Tania era yo. Después se puso de moda y eso me muestra el afecto de las personas y eso me llena el corazón”.
Usuaria de las redes sociales, Tania presume de tener casi millón y medio de seguidores en Facebook, de los cuales 60% son mujeres y por ellas seguirá hablando del cáncer y la importancia de prevención de la enfermedad.