Streaming marca el paso

Redacción

06:00 | Miércoles 26 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 26 (EL UNIVERSAL).- Los mexicanos prefieren cada vez más contratar un servicio como Spotify y Apple Music que descargar música a través de la “piratería”.
México es una de las industrias emergentes que está privilegiando el streaming, según indica un reporte de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica IFPI) dado a conocer este martes.
Las cifras ubican a México con un crecimiento de 23.6% en esta forma de distribución musical, que sólo es comparado con otros mercados emergentes como China (20.3%) e India (26.2%).
Lo anterior representa una firme batalla contra las descargas ilegales en Internet, que en los últimos 15 años había reducido casi a 40% la producción musical en todo el mundo.
“Estamos apostando a la música, a creer en el futuro. En los últimos cinco años nos hemos apropiado de los mercados principales y también de algunos emergentes. Primero, apostando al talento local y segundo, al expandirlo a todo el mundo”, declaró Dennis Kooker, presidente de Global Digital Business y U.S. Sales, de Sony Music.
Según el reporte, que fue presentado en conferencia de prensa telefónica, los ingresos totales de la música aumentaron 5.9%, en parte por los 112 millones de usuarios que se suscribieron a servicios como Google Play, Spotify y Apple Music (que representan ya un 60.4% del mercado).
La música digital abarca ya 50% del consumo en todo el mundo, si bien hay países como Japón en los que los discos físicos todavía ocupan cerca de 70% de las ventas, detalló Francis Moore, directora ejecutiva de IFPI.
El reto para la industria, coincidieron, será sostener números ascendentes, tras nuevos desafíos tecnológicos como son los videos de YouTube y los servicios de video en vivo, que pueden no ser equitativos para los artistas y compañías discográficas. “Para que la música prospere en un mundo digital, debe haber un mercado digital justo”, dijo Kooker a periodistas de más de 14 países, incluido México.
En el reporte se explica la reducción significativa de páginas ilegales de descarga musical: cerca de 19.2 millones de URL (sitios web) y hostings (en donde se alberga la música) fueron dados de baja.
Además de 339 millones de páginas fueron retiradas de Google.
A futuro, uno de los retos de la industria musical será las nuevas herramientas para escuchar música, como el control de voz para elegir canciones vía streaming que tendrán automóviles y serán ofrecidos a la brevedad por servicios como Amazon.
“Todo está cambiando, el concepto mismo de entretenimiento musical se está ampliando más allá de lo que imaginábamos. Las canciones tiene nuevos formatos audiovisuales e interactivos; hay celulares con transmisión en vivo y realidad aumentada. En unos años vamos a discutir esas categorías”, vaticinó Kooker.
El streaming es una forma de distribución en la que por una cantidad cerca a los 10 dólares los usuarios pueden escuchar una gran cantidad de música nueva y de antaño, de manera ilimitada.