Grupos de los 90’s armarán fiesta en el Zócalo

Redacción

06:00 | Jueves 27 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 27 (EL UNIVERSAL).- Ropa colorida y pantalones “bombachos” --una moda que hoy tal vez pocos se atreverían a usar--; muchos CDs para pasar horas escuchando tus discman; y grupos que llevaron a la música pop en español a hacer historia: conciertos masivos, grandes ventas y coreografías.
Los 90 fueron una etapa en la que existía un “pop puro”, ese que nos hacía bailar al ritmo de “Enamoradísimo”, eso considera Dany Merlo, integrante de Mercurio, agrupación mexicana que alcanzó la fama a mediados de esa década.
Letras como “me tienes ya enamoradísimo, sólo tú nadie más eres el máximo” lo mismo podrían remitir al amor de adolescentes que a ese primer beso, algo que Merlo piensa que se ha perdido en la música actual.
“A pesar de que hay unos ritmos y unas fusiones impresionantes, ahorita prácticamente todo lo que pega son canciones agresivas, sexosas; y antes eran muy puras las letras de las canciones. Ya no existe el pop natural”, platica en entrevista, aunque no descarta que en algún momento Mercurio experimente con un ritmo más actual, como el reggaetón.
Es bajo esa búsqueda de traer los temas que marcaron una época que el cantante reafirmó su compromiso y decidió formar parte de “Únete a la fiesta”, proyecto musical en el que su banda, Mercurio, se une a sus contemporáneas: Magneto, Kabah, Sentidos Opuestos y Moenia.
La gira inició a principios de este año y tendrá su momento especial este viernes al presentarse en el Zócalo de la Ciudad de México con un concierto gratuito, que comenzará a las 20:00 horas.
Si a Merlo le hubieran dicho hace veinte años que cantaría en un lugar tan emblemático como en el corazón del Centro Histórico no lo hubiera creído. Incluso confiesa que a pocas horas del show todavía le “duele la panza” por los nervios. “(La presentación) nos agarró de sorpresa porque es un lugar donde los grandes han estado: Justin Bieber, Miguel Bosé, Roger Waters”, comenta.
“El Zócalo es patria, es cultura, emoción, entrega, es el lugar donde todos los eventos importantes se hacen, el escenario más importante de todo México”.
El músico confía en que la sinergia que ha hecho con sus compañeros servirá para atrapar al público que aún a veinte años los sigue recordando: “Te das cuenta de que un artista solo no tiene la misma fuerza que dos, o que cinco, como en este caso.
”Con el éxito que les ha dejado sus cuatro presentaciones en el Auditorio Nacional, así como las próximas fechas en la Ciudad de México y Puebla, entre otras, además de países como Bolivia y Perú, Dany platica que no todo ha sido perfección, pues a la hora de montar coreografías los años han causado estragos; ya no es tan fácil aprender los bailes con los que cautivaron a su público.
“Nos tardamos como un mes en montar una sola coreografía”, recuerda entre risas.
Otras anécdotas curiosas se han dado, como la que vivió su compañero Alan, del grupo Magneto, quien se cayó a medio show cuando bajaba por una escalera mal colocada, o la vez en la que Héctor Ugarte (Mercurio) traía mal puesto el jumper que utilizan para interpretar un tema.
Aún con esos pequeños tropiezos, Dany siente que el trabajo con sus compañeros ha sido llevadero, pues hasta ahora no se ha presentado ningún conflicto mayor; bromea con que se trata de “un revolcadero” por la emoción y energía que viven en el escenario y que, sobre todo, hay un ambiente de respeto y admiración.
“Cuando voy bajando del escenario y veo pasar a Poncho Pichardo (integrante de Moenia) pienso que es increíble estar en el mismo escenario que ellos”.
Merlo sabe que cada presentación será de nostalgia porque “todos quieren volver a ser niños” y está seguro de que, junto con sus compañeros, logrará transmitir a su público lo mismo que hace veinte años sintió cuando los escuchó por primera vez; y que incluso los fans nuevos también quedarán atrapados.
“En este concierto nadie se quiere sentar, todo el tiempo estás parado, nunca se acaba la música, es sorpresa tras sorpresa”, adelanta.