Este domingo, nueva protesta drag queen contra museo

Redacción

06:00 | Sábado 29 de Abril 2017

CIUDAD DE MÉXICO, abril 29 (EL UNIVERSAL).- En protesta al acto de discriminación que la artista drag queen Mikonika Q acusa haber sufrido en el Museo de Memoria y Tolerancia, activistas han convocado en redes sociales a una manifestación este domingo en las afueras del recinto.
El evento, titulado “Ven y tomate la foto”, está convocado de 15:30 a 17 horas enfrente del museo ubicado en avenida Juárez. Se trata, explican los organizadores, de una manifestación lúdica en contra del “código de vestimenta” impuesto por dicho museo. El dress code será “labios pintados o falda o tacones o pelucas o tacones o pestañas postizas o en drag o en cueros o sin ellos”, indican en la página del evento creado en Facebook, esta semana.
En solidaridad a Mikonika Q, otras artistas drag queen estarán impartiendo talleres sobre esta expresión a principiantes al lado del kiosko de la Alameda Central. Será un taller teórico práctico para principiantes, comentó Oswaldo Calderón, quien ha sido drag queen desde hace 25 años y ofrece este tipo de talleres que incluye drama, género, escenario, retórica y maquillaje.
El artista, también estudiante de Creación Literaria en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, ha sido desde hace varios años un impulsor de esta expresión que, indica, “es una expresión artística, trasgresora que está en contra de los géneros y las etiquetas”.
Oswaldo Calderón considera que en México es un tema que ha tenido un boom en los últimos años y que si bien hay muchos que están influidos por la cultura de Estados Unidos, hay muchos otros que lo hacen con un “contenido sustancioso”, como Mikonika Q, que “se ocupa y preocupa por la cultura”. Para él, los argumentos del Museo Memoria y Tolerancia para evitar dejar entrar a la artista drag queen al museo quedaron cortos: “Habría que cerrar las puertas o no dejar pasar, también, a decenas de políticos que solo buscan tomarse la foto, parecer sensibles ante los temas y exposiciones del recinto, figurar para ganar el voto o quedar bien, pues el mundo de las figurosas es tan amplio como especies mamíferas en el orbe... Pero la enorme diferencia es que ellos van relujados, bien peinados, con traje. Se apegan al ‘código de vestimenta’ para parecer ‘decentes’”, criticó.
Por su parte, Enrique Ventura, director de Admisibilidad, Orientación e Información de Conapred, indicó que de 2014 a 2016 la instancia ha registrado unas 470 quejas de discriminación por códigos de vestimenta en el ámbito laboral, así como en lugares culturales, de recreación y esparcimiento. Explica que cuando a alguien se le niega el derecho al libre tránsito a un servicio debido a un prejuicio asociado a la apariencia de la personas, ya sea por sus características físicas o su forma de vestir, se le puede considerar un acto de discriminación. Desde Conapred, dice, se busca prevenir estos actos fomentando “un cambio cultural a través de diversos cursos y estudios.