El “Canelo” Álvarez no quiere al CMB en su fiesta

Redacción

06:00 | Miércoles 03 de Mayo 2017

LAS VEGAS, EU., mayo 2 (EL UNIVERSAL).- El 5 de marzo de 2011, en Anaheim, California, Saúl “Canelo” Álvarez consiguió su primer campeonato mundial al derrotar por decisión unánime al británico Matthew Hatton. Un momento dulce que coronó el romance del peleador jalisciense con el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que lo respaldó casi desde el comienzo profesional, hasta la obtención del título superwelter.
La relación de casi 10 años, hoy está sin signos vitales por parte de Álvarez. El “Canelo” decidió alejarse del CMB y de todo lo que implique estar bajo su jurisdicción, por lo que el sábado el cinturón huichol que mandó a manufacturar el organismo, no subirá al cuadrilátero.
Con la misma determinación con la que golpea a sus rivales, Álvarez puso sobre las cuerdas al CMB. Señaló que la pieza hecha por el artista Luis de la Cruz, a pesar de su belleza, es una cortina que esconde varios intereses.
“Desde un inicio, en esta pelea decidimos que no iba el CMB. Detrás de ese cinturón hay muchos intereses. Se lo hice saber al señor [Mauricio] Sulaimán y aún así mandó hacer el cinturón. Yo desde ese momento, sabía que iban a decir que yo no quise el cinturón hecho por mexicanos. Para mí, mi respeto para los huicholes, desde los 14 años conozco huicholes de Nayarit. Pero no quiero que me pongan a mí como el malo, declaró el “Canelo” en una reducida mesa redonda con medios de comunicación a la que EL UNIVERSAL tuvo acceso.
Álvarez fue más al fondo. Como un tren sin frenos se lanzó en contra del Consejo, al cual criticó por la forma en que le ordenaron la defensa mandatoria en contra de Gennady Golovkin a pesar de que sabían que en esas fechas mantenían un pleito legal en Miami por un incumplimiento de contrato por parte del “Canelo”.
“Nos hicieron ver mal cuando yo dejé el título vacante [medio]. Nosotros estábamos en corte en Miami y querían que en 15 días resolviéramos todo. Teníamos muchos pendientes pero me hicieron ver como que yo tenía miedo y yo no le tengo miedo a nadie. Me dolió mucho que yo cuando gané ese campeonato contra Miguel Ángel Cotto a base de sangre, esfuerzo, un gran sacrificio. A Golovkin se lo dieron sin sudar una sola gota”.
Tal es el descontento que tiene Saúl con el Consejo Mundial de Boxeo, que reveló que cuando firme la pelea con “GGG” lo hará sin que se tome en cuenta el cinturón verde y oro.
“Ese no es un organismo que se pueda respetar [CMB]. Le regalaron mi cinturón sin una gota de sudor. Cuando se haga esa pelea contra Golovkin lo haremos sin el CMB de por medio, serán por los otros títulos (AMB, FIB Y OIB)”.
Álvarez externó que por ahora no quiere asociarse con el CMB y agradeció al organismo la oportunidad que le dieron aquel 5 de marzo de 2011.
Para el pleito del sábado contra Julio César Chávez Jr, Saúl mandó confeccionar su vestimenta con detalles huicholes. De hecho, algunos integrantes de esta comunidad estarán en Las Vegas para ayudarlo a vestir.
“Parte del atuendo para mi pelea es huichol. Respeto mucho a la gente que trabaja y hace todo eso. No es que no quiera a los huicholes, lo que no quiero es al CMB. Van a venir huicholes y me entregarán mi atuendo”.
Inapropiada controversia
Ante las declaraciones de Saúl Álvarez, Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, contestó: “’Canelo’ debe concentrarse en su pelea. No considero apropiado entrar en controversias que lastimen lo importante que es esta gran pelea entre dos mexicanos. Él está mal informado. Lo único que él ha recibido del CMB es amistad y apoyo incondicional. La única intención es promover a México y su cultura”.