TAS declara nula sanción de FMF

Redacción

06:00 | Miércoles 03 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 3 (EL UNIVERSAL).- El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en inglés) anuló las sanciones que la Federación Mexicana de Futbol (FMF) impuso de un año de suspensión a los jugadores Pablo Aguilar de América y Enrique Triverio de Toluca por “agredir” a los silbantes Fernando Hernández y Miguel Ángel Flores, respectivamente.
El TAS, mediante un comunicado, explicó las razones para declinar los castigos, sustituyéndolas por las originales impuestas por la Comisión Disciplinaria de la FMF, que eran de 8 partidos de suspensión y una multa de mil UMAS (Unidad de Medida y Actualización) 80 mil pesos para Triverio y 10 partidos y también 80 mil pesos de multa para Aguilar.
“El árbitro (único del tribunal) consideró que, en vista de las pruebas aportadas, las sanciones impuestas en primera instancia por la Comisión Disciplinaria de la FMF eran apropiadas teniendo en cuenta las malas conductas en juego y que el aumento de las sanciones impuesto por la Comisión de Apelaciones de la FMF no podía ser ratificado”, detalle el Tribunal.
La primera sanción aplicada por la Disciplinaria provocó una revuelta de la Asociación de Árbitros Mexicanos (AMA), cuyos integrantes se negaron a pitar la jornada 10 del Torneo Clausura 2016, obligando que la FMF enviara ambos casos al Comité de Apelaciones que cambió el castigo a un año de suspensión para ambos futbolistas.
La Asociación de Árbitros, también por medio de un comunicado, aceptó la rectificación del Tribunal de Arbitraje, pero dejó en claro que no tienen confianza en el presidente de la Comisión de Arbitraje, Héctor González Iñárritu, por no defender sus derechos.
Un duro golpe. Para Edgardo Codesal, ex director del área técnica de la Comisión de Arbitraje, este hecho es un duro golpe no sólo para los silbantes, sino también para la FMF.
“Claro que es un duro golpe para todos, para la Federación que manejó las cosas inadecuadamente y para los árbitros que actuaron de una forma muy visceral”.
La FMF quedó en evidencia, “porque la resolución del TAS está evidenciando que el procedimiento de sanción estuvo mal hecho, más allá de lo realizado por los jugadores. Se notó que no conocen los tiempos y reglamentaciones”.
Por el lado de los árbitros, Codesal opinó: “Se apresuraron y el no tener la cabeza fría trae esta consecuencia. Siempre apoyé el hecho, no la forma de protestar, creo que desde el inicio debieron tratar de llegar a un arreglo interno”. Espera que esto no cambie la actitud de los jugadores hacia los árbitros en la cancha: “No sé qué vaya a pasar en la cancha, pero su posición ha quedado muy endeble”.
CRONOLOGÍA
Anomalías en formas
8 de marzo. Pablo Aguilar del América y Enrique Triverio del Toluca son expulsados en sus respectivos juegos del torneo de Copa y son reportados por “agredir” a los árbitros.
10 de marzo. La Comisión Disciplinaria da a conocer la sanción de 10 juegos para Aguilar y 8 para Triverio.
10 de marzo. Al conocer las sanciones, la Asociación de Árbitros se niega a pitar la fecha 10 de la Liga, y pide sanciones más severas para los jugadores.
13 de marzo. La Comisión de Apelaciones de la FMF anuncia el cambio de castigo para los futbolistas, que ahora será de un año para cada uno, los silbantes en respuesta aceptan regresar a la actividad.
26 de abril. Aguilar y Triverio viajan a Suiza para exponer su caso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).
2 de mayo. El TAS desconoce la sanción de la Comisión de Apelaciones de la FMF y deja el castigo que se dio en primera instancia.
No quieren a González Iñárritu
La Asociación de Árbitros Mexicanos dio a conocer que aceptará la resolución del TAS en los casos de Pablo Aguilar y Enrique Triverio, pero de igual forma anunció el rompimiento con el presidente de la Comisión de Arbitraje, Héctor González Iñárritu, por “nula defensa” que hizo del caso.
“(...) Ante el evidente desacuerdo con el presidente de la Comisión de Arbitraje (...) manifestamos nuestra desconfianza para trabajar (...) con quien no sólo falta a sus obligaciones, sino que también falta al principio básico de no violencia y respeto“.