A Salma Hayek le preocupa el dinero en caso Javier Duarte

Redacción

14:53 | Miércoles 03 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 3 (EL UNIVERSAL).- A Salma Hayek lo que más le preocupa del caso Javier Duarte, el ex gobernador veracruzano apresado por los cargos de delincuencia organizada, “lavado” de dinero y defraudación fiscal, es qué va a pasar con el dinero.
En los últimos días se ha dado a conocer que una de sus residencias podría convertirse en museo y que algunos de sus colaboradores huyeron con miles de dólares.
“Me llama mucho la atención por qué nadie dice qué va a pasar con el dinero, de si se le va a devolver a la gente que no le han pagado; creo se habla mucho, de si esto o lo otro, pero a ver… ¿dónde quedó la bolita?”, expresó esta tarde la actriz nacida en Coatzacoalcos, Veracruz.
“No se habla mucho de dónde quedó el dinero y hay que devolvérselo a la gente que se lo quitaron y pienso que en eso hay que enfocarse mucho, más que en todo lo demás que oímos que se repite y repite; a la gente lo que más le importa ahora si es de lo perdido, lo que se encuentre y si ya se encontró se le tiene que devolver al pueblo, me llama la atención que no se habla de eso, (es) atole con el dedo”, indicó.
Salma, junto con Eugenio Derbez, presentó este mediodía la comedia “Cómo ser un latin lover”, filme que estrena el próximo viernes en más de 2 mil pantallas mexicanas, tras abrir en segundo lugar de taquilla estadounidense, el reciente fin de semana.
En ella, la nominada al Oscar por “Frida” (2002) canta “El triste”, popularizada por José José, la cual reveló, interpreta cada vez que piensa en México y la situación que se vive en su país natal.
“Ya no quedan energías para empezar a cantarla, creo lo peor es que veo cómo pasan los años y pues no vemos la luz, no se siente que se avance para nada”, expresó.
En la cinta, Salma y Eugenio son hermanos. Ella tiene un hijo a punto de entrar a la adolescencia y él vive gracias a conquistar a mujeres mayores y ricas.
Hablada en gran parte en español, ambos consideraron es una buena oportunidad para sentirse orgullosos como latinos.
“No es que sea un discurso, sino una cuestión de orgullo, estamos orgullosos de nuestra lengua y en Estados Unidos se hablan muchas; es muy bonita la nuestra y también esta película la estamos haciendo para toda la audiencia, pero le estamos metiendo un poquito de corazón”, destacó Hayek.
Eugenio no se quedó atrás y consideró que es un buen momento estas propuestas cinematográficas en EU, donde parece que los latinos se esconden debido a los discursos del actual presidente Donald Trump.
“En esta época donde estamos siendo los latinos tan señalados, cuando logras hacer un producto que vale la pena hay que ser orgulloso latino, lo que creo es que los latinos se esconden porque algo les vaya a pasar y no debe ser así”, indicó.
Salma atajó diciendo que él único color que les interesa en el país del norte, es el verde de los dólares.
“Si ven taquilla, te comienzan a hablar y aprenderse tu nombre”, señaló de buen humor.