Con dedicatoria especial a Peláez

Redacción

06:00 | Viernes 05 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 5 (EL UNIVERSAL).- El cariño y reconocimiento de los jugadores del América hacia el ex presidente deportivo Ricardo Peláez, quien dejó su cargo de manera súbita la semana pasada, es más grande que cualquier mordaza azulcrema, así lo dejó ver el guardameta Agustín Marchesín.
“Es una motivación, una persona que le ha dado tanto a la institución. Vamos a darlo todo por nosotros y por nuestras familias; obviamente por él... Ojalá le podamos dar el título. En lo personal, se lo dedicaría, porque es una persona que confío en mí y cada uno que está acá se siente agradecido a él, como también la afición, porque ha devuelto al América a ser el más grande y el más ganador de México”, dijo el portero.
Luego del entrenamiento americanista, “Marche” destacó la labor de las Águilas por mantenerse en la pelea dentro del Clausura 2017, pese a que se volvieron un hospital a mitad del torneo.
“Cuando hay tantas lesiones es difícil, porque son jugadores que no se reemplazan tan fácil. Cabe señalar que, con tanta baja, llegamos con grandes aspiraciones a la última fecha”, recalcó.
Sin embargo, las obligaciones son más que los pretextos, dijo el meta argentino: “América es el más grande de México. El no entrar a Liguilla significa que es un mal torneo”.
Eso sí, para el cierre de fase regular, donde se juegan la vida por la clasificación, Agustín exhortó al arbitraje de la Liga MX.
“Lo mismo que le dije al árbitro [Fernando Hernández] del [juego contra el] Atlas que cobre bien. No estoy pidiendo que me favorezcan. Son seres humanos y se pueden equivocar, está claro, pero no con mala intención”, sentenció el hombre que cuida el marco.
Ilusiona jugar ante Pachuca
El recibir a Pachuca el sábado, en el Estadio Azteca, ilusiona y sabe especial para el guardameta Agustín Marchesín, quien desea mostrarse mejor que el meta rival, Óscar “Conejo” Pérez, quien dio vida a los Tuzos la jornada pasada, al clavarle un gol de último minuto a Cruz Azul.