Pumas despide a Verón y “Pikolín”

Redacción

06:00 | Martes 09 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 9 (EL UNIVERSAL).- Acabar como el club más goleado y penúltimo del torneo obligó a que Pumas corte sus primeras cabezas. Y se fueron contra dos indiscutibles en el cariño de la afición, últimos que formaron parte de aquel bicampeonato de 2004.
Sergio Egea, vicepresidente de Club Universidad, anunció de manera oficial las salidas del defensa paraguayo Darío Verón y del guardameta Alejandro Palacios, en una conferencia convocada en las instalaciones de la Cantera.
“Darío Verón, que tuve la fortuna de recibirlo en 2003, dio tanto al club que sólo queda agradecerle por todo lo que ha dado futbolísticamente y humanamente. Se le abrió la puerta para retirarse en Pumas, pero Verón quiere continuar su carrera y se le darán las facilidades”, expresó.
Respecto de la portería Pumas abrió sus puertas para que “Pikolín” Palacios pruebe suerte en otras cabañas; el canterano Alfredo “Pollo” Saldívar fue ratificado con la titularidad.
“Alejandro igual, tuve la fortuna de tenerlo desde que competía con Sergio Bernal, la afición los quiere porque se lo han ganado. Pero nosotros debemos manejarnos con equilibrio”, dijo.
Irreemplazables. Egea también destacó que la prioridad en el esquema del técnico Francisco Palencia es seguir con la cantera, por lo que no se buscarán contratar sustitutos de Verón y Palacios en el próximo Draft, en junio.
“Es para la apertura de otros jugadores que están llegando. Tenemos claro el proyecto de divisiones inferiores. Tiene que haber ciclos no tan largos”, justificó. Sin embargo, apuntó a que otro elemento está por tomar sus maletas. En la mira, el atacante uruguayo Matías Britos, que de acuerdo con el “futbol de estufa” lo colocan otra vez con el León.
“Tenemos seis extranjeros y muy probablemente reduzcamos a cinco para el siguiente torneo”. Incluso se habló de la venta del delantero Nicolás Castillo, pero el propio chileno confirmó su permanencia tras ser cuestionado por un grupo de aficionados.
¡Adiós, viejas garras! así la filosofía en Pumas.