La misión de Demian: contagiar su arte

Redacción

06:00 | Martes 09 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 9 (EL UNIVERSAL).- Su primera aparición la hace a los 14 minutos, tras una secuencia en que la nave ha sido sacudida por un desperfecto; y serio cuestiona al capitán de la misión. “¡Acabamos de perder a 47 colonizadores!”, dice el personaje interpretado por el mexicano Demian Bichir enérgico y de pie, prácticamente retando la decisión de su superior, quien desea olvidar todo.
Durante los siguientes 90 minutos, Bichir tiene una presencia fuerte en la historia de “Alien: covenant”, la cual estrena este viernes en salas nacionales y que cronológicamente se sitúa años después del filme “Prometeus”.
“El sargento Lope es un militar a la vieja usanza, es un militar muy firme, riguroso y está encargado de la seguridad de la misión, es un equipo pequeño porque no se piensa que se va a encontrar alguna dificultad en el universo y está equivocado”, señala minutos antes de la premier en Inglaterra.
Nominado al Oscar por “Una vida mejor” en 2012, fue otro personaje, el de Fidel Castro en las cintas “El Ché” (de Steven Soderbergh), quien le abrió las puertas a Demian para sumarse al proyecto de Ridley Scott, a quien califica como el Julio Verne moderno.
“Cuando el guion habla de aterrizar en un planeta extraño, con las condiciones atmosféricas que tiene la Tierra para poderse habitar, uno se imagina que todo va a ser un efecto de computadora, pero cuando llegué a ese sitio en Nueva Zelanda dije: ¡wooow, esto sí parece un planeta distinto!
“Luego ver la construcción de set, de ver el diseño de los alien en todo tipo de etapas, fue un momento muy emotivo”, comenta vía telefónica sobre el filme que se estrena este viernes.
De buen humor, Demian acepta responder preguntas alusivas a la temática de “Alien: covenant”, relacionadas con la vida política, cultural y personal.
- ¿A Donald Trump (presidente de EU) valdría la pena mandarlo a una misión suicida como Covenant?
- (Risas) De repente no le queda a uno más que tomar las cosas con sentido del humor, pero sí es un tema delicado lo que estamos viviendo en estos tiempos. Por supuesto nosotros tenemos nuestros propios problemas en México y no hemos podido convencer a la clase política de abandonar la corrupción y la impunidad, ¡ha sido imposible desde que yo me acuerdo!
Para lo que está pasando en Estados Unidos, sin embargo, la resistencia está puesta, la resistencia vive todos los días, tiene diferentes flancos, diferentes frentes y uno de ellos es precisamente desmentir cada una de las mentiras que se manejan todos los días.
- ¿A quien valdría la pena infectar con el virus de la cultura y el cine en México?
- (Risas) No está en la agenda de los políticos, ni la cultura, ni las artes, no ha estado en las últimas administraciones y sigue sin estarlo; el único que ha sido claro en ese sentido es López Obrador (Morena) y no es esa la única razón por la que es el único para sacar a México de ese hoyo, sino por muchas otras.
Pero la cultura y las artes ha sido algo que nos ha faltado para sensibilizarnos y sobre todo para alejarnos de malos pensamientos y acciones, un pueblo sensibilizado en la cultura y las artes serán menos propensas a la barbarie.
- Hay una serie que se prepara sobre Fidel Castro y sus amores, dicen que ojalá aceptes actuar en ella...
- ¡Uno siempre se entera al final!, no sé qué pensaran los verdaderos admiradores de Fidel, van a decir que es una barrabasada eso, no hay más que uno y ya no está para defenderse (risas). La historia de Fidel Castro tiene una vida tan larga y llena de cosas que siempre será un personaje muy atractivo para poderse representar en cine.
- ¿Qué ha pasado con tu primera misión como director?
- No está ya en mis manos, la entregué en tiempo y forma y hasta donde yo sé están viendo la posibilidad de distribución; estoy embarcado en muchas cosas y espero que pronto llegue la luz para que la vea la gente.