Nicky Jam no se arrepiente de nada

Redacción

06:00 | Martes 09 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 9 (EL UNIVERSAL).- El cantante reggaetonero Nicky Jam asegura no arrepentirse de nada, ni siquiera de no grabar un dueto con Luis Fonsi para el tema “Despacito”.
“No se trata de arrepentirme, tenía una canción que salía en ese momento y no se podía sacar dos a la misma vez. Arrepentirse es porque no quisiste y no es mi caso, yo siempre estuve activo”, dijo Jam.
El cantante llegó a México para convivir con poco más de 200 fans seguidores mexicanos que se dieron cita en el centro comercial Perisur.
Pese a la gran fila, el reggaetonero, quien llegó con pantalón y chamarra negra, una playera blanca y su característica gorra, se dijo feliz de estar en México y accedió a tomarse fotografías con poco más de 50 fans, en su mayoría mujeres, quienes recibieron una fotografía previamente firmada por el compositor.
“Me encanta México, la cultura y la comida”, expresó el artista originario de Boston, Massachusetts, quien se convirtió hace unas semanas en el embajador de la marca de relojes Bomberg, con quien además decidió lanzar al mercado dos relojes.
El cantante también deleitó a sus seguidores con par de líneas de su éxito “El amante”.
Al preguntarle sobre si existía un cambio en su vida luego de casarse en febrero con la modelo colombiana Angélica Cruz, el artista respondió: “Estoy feliz, muy contento. Si la cosa cambia después de casarse, significa que hay un problema”.
Fans incondicionales. Jessica Ambríz, de 19 años de edad, llegó acompañada de otros tres amigos desde las 9:00 horas para y así ser de los primeros en tener la oportunidad de estar cerca de él por unos segundos.
“Aparte de que es guapo, es humilde, trata bien a sus fans y es talentoso. Hay canciones buenas de amor y no solamente habla de sexo”, expresó.
Jessica, quien dijo que sigue tratando de conseguir boletos para el concierto de Nicky Jam del viernes, aseguró que no importaba haber sufrido de las consecuencias de exponerse a las inclemencias del sol por más de seis horas.
Así como adolescentes querían ver a su artista favorito, también hubo madres y padres de familia que incluso llevaron a sus hijos, unos bebés y otros de apenas tres años, a vivir esta experiencia. Este fue el caso de Antonio Solís, quien con su hijo en sus hombros, disfrutó de saludar a su ídolo.
“Nos gusta porque Nicky Jam representa a la familia. A mi hijo le dio la mano y lo saludó, fue muy amable con nosotros, mi hijo escucha todas sus canciones: ‘Hoy voy a beber’, ‘Travesuras’, todas”.
Antonio contó que aunque iba con la intención de que le firmara sus boletos para el concierto que ofrecerá en el Coloso de Reforma, no fue posible por la rapidez del momento, pero que sigue su carrera desde hace mucho tiempo. “Yo lo sigo desde hace 10 o 12 años, yo soy fan de los antiguos, desde que estuvimos en malos tiempos y volvimos a renacer”, afirmó.
Con más de millón y medio de seguidores tan sólo en su cuenta de Twitter, el artista se ha convertido en uno de los favoritos del género urbano. Tiene siete discos de estudio y se presentará en el Auditorio Nacional este próximo 12 de mayo.
Luego de permanecer casi una hora y tomarse selfies con algunos afortunados, el cantante de reggaetón se retiró envuelto en un grupo de seguridad y aún con empujones, al tiempo que sus fans gritaban su nombre y coreaban sus canciones.