Diablos deja a Santos en agonía

Redacción

06:00 | Jueves 11 de Mayo 2017

TORREÓN, Coah., mayo 11 (EL UNIVERSAL).- El grito de gol salió del alma de Enrique Triverio, cuando vio la pelota en el fondo de la portería de Santos Laguna, el argentino borró de su memoria esos ocho meses de castigo por agredir a un silbante, para cambiarlos por la alegría de volver.
Y el Diablo tiene un pie en las semifinales del Clausura 2017.
Triunfo de Toluca 1-4 sobre Santos en el juego de ida por los cuartos de final, que parece define la eliminatoria que históricamente siempre favorece a los Rojos. En la vuelta, el conjunto lagunero deberá hacer una verdadera hazaña para tratar de volver y quitarse esa jettatura.
Toluca simplemente no esperó a que el juego se hiciera adulto. Cuando vio la rendija por dónde atacar lo hizo y anotó el primer gol.
A los 15 minutos, Rubens Sambueza quien también regresó de su sanción, tomó la pelota por la derecha y sacó el centro, la pelota voló tanto que hizo que Jonathan Orozco se fuera de largo, lo que aprovechó Gabriel Hauche para marcar con remate de cabeza.
El acoso de los laguneros simplemente no dio resultados. Cada vez que lograban pasar la muralla roja, los remates eran muy telegrafiados y el balón rodaba suavemente a las manos de Alfredo Talavera.
La tónica no cambió en el segundo tiempo, pero ahora Santos encontró rápido la recompensa cuando Talavera se apresuró a salir en un balón en largo que aprovechó Jonathan Rodríguez para igualar el marcador a los 52’, más el futbol es de momentos y dos minutos después llegó el tanto de Triverio, un tanto que esperó gritar desde hace más de ocho meses.
Triverio salió de cambio, dio entrada a Fernando Uribe, el sacrificado por el regreso del argentino, el colombiano no tenía ni cinco minutos en la cancha, cuando aprovechó una pelota suelta en el área santista para meter el tercero a los 78’. Y ya en la agonía, Carlos Esquivel, a los 89’, metió el cuarto y el Diablo está más que vivo en la Liguilla. Y Santos más que eliminado y además perdió el invicto en su casa.