Esta sí es la peor actuación del Jr

Redacción

06:00 | Viernes 12 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 12 (EL UNIVERSAL).- El sábado pasado Julio César Chávez Jr. recibió una golpiza por parte de Saúl “Canelo” Álvarez, que lo derrotó por decisión unánime. Este jueves, el “Hijo de la leyenda” fue noqueado en las redes sociales luego de que se hicieran públicos un par de videos en los que se ve al sinaloense en aparente estado de ebriedad y rodeado de cuatro mujeres en la cama de un cuarto de hotel.
Las imágenes aparentemente son de la madrugada del lunes, un día después de que Chávez Carrasco ofreció, según sus propias palabras, “la peor actuación de su carrera”.
El ojo izquierdo del primogénito del “César del Boxeo” se observa lastimado, aunque ya con el rostro menos inflamado comparado con los minutos posteriores de la reyerta.
En el primer video que se viralizó, Julio César Chávez Jr. está tendido sobre la cama, que probablemente corresponde a una habitación del Hotel MGM Grand & Casino, donde se hospedó desde que arribó a Las Vegas.
Mientras, en la cámara dos chicas muestran su trasero en ropa interior y el pugilista en inglés y con voz que se ‘enreda’ dice “Todas las mujeres me la van a dar a mí”.
Aunque las “amigas” lo manosean, el ex campeón mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), no estira los brazos, que mantiene detrás de su cabeza.
En la segunda grabación que se reveló, Julito se encuentra departiendo en el bar del mismo inmueble, con personas que presumiblemente son de Matamoros, por los mensajes que le piden mandar.
“Un saludo a toda la gente de Matamoros. Somos puro Julio César Chávez. Un saludo para Tony Estrada”, alcanza a decir entre balbuceos el boxeador mexicano.
En los dos videos se distingue a Chávez Carrasco con la misma ropa patrocinada por Pirma y un reloj que podría ser Hublot, otro de los patrocinadores que tiene.
Al finalizar la pelea que protagonizó con “Canelo”, Chávez Jr. retornó a la suite que compartió con su familia y concedió una entrevista en la que se le escucha decir “no me entra”, en referencia a una cerveza que le ofrecieron.
En esa grabación se ve al “Jr.” con el mismo saco oscuro y playera negra con la que atendió la conferencia de prensa e incluso por algunos minutos abrazó a su hija Julia quien le dice “ te pegó el ‘Canelo’”.
Sobre la mesa de su cuarto sólo se ve pizza y botellas de salsas.
Hasta esta la noche de este jueves, Julio César Chávez Jr. no había hecho ninguna declaración al respecto.
El entrenador Ignacio Beristáin, quien estuvo durante su concentración en el Centro Ceremonial Otomí y en la esquina durante la pelea, descartó cualquier indisciplina por parte del boxeador en los dos meses de preparación.
Beristáin añadió que al finalizar la función, cada uno fue a su cuarto y no supo más de él.
“Es la primera vez que trabajo con él [Chávez Jr.],no puedo responder. Yo me fui a mi cuarto. Después de la pelea, cada quien para su casa. No compartí nada con ellos”, apuntó el mítico manejador.
El ex peleador Érik Morales señaló que Julio César Chávez Jr. tiene derecho de divertirse como quiera, pues su compromiso terminó con el final de la pelea.
“No tiene nada que ver lo que sale ahí [video]. La hora del trabajo ya pasó. Todos pueden hacer lo que les plazca a la hora de su descanso. No tiene ningún compromiso. Él sabrá sus cosas. Al fin de la diversión. No tiene nada que ver su carrera. El compromiso fue antes”, dijo.
El Dato
Julio César Chávez fue captado por un grupo de seguidores, que le pidieron mandar saludos a Matamoros, Tamaulipas.
El hijo de “La Leyenda” convive un rato con los aficionados, mientras balbucea “Yo soy del pueblo” y “tengo mucha familia”.
En otro video, Junior se encuentra acostado sobre una cama de un hotel, acompañado por cuatro mujeres.
Las acompañantes le levantan la playera al pugilista y un par de ellas muestran sus glúteos a la cámara.
En el video también se muestran otros individuos en la habitación, algunos con relojes de lujo, mientras que Jr. continúa en la cama.