El drama del dinero en los actores mexicanos

Redacción

06:00 | Domingo 14 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 14 (EL UNIVERSAL).- Andrés Almeida tuvo empleos de asalariado antes de ser actor y Anabel Ferreira asegura que jamás ha aceptado trabajo sólo por tener dinero.
Adriana Louvier ahorra pues nunca sabe cuánto tiempo transcurrirá entre un proyecto y otro y Mía Rubin aprovecha tener apenas 12 años de edad, para hacer lo que le gusta, sin fijarse en lo económico.
Los cuatro forman parte de la película Ni tu ni nadie, cuyo rodaje arranca esta semana en la Ciudad de México, y en donde se cuenta la aventura de un actor desempleado (Almeida, Los Héroes del Norte).
A ello se suma que su ex mujer (Louvier, Más negro que la noche) está por casarse con otro y es cuando, ayudado por todos, como su hija (Mía, El que busca, encuentra) intenta detenerla.
“Mi personaje ha vivido casi toda la vida por la fama de su papel y ahora ya es un desastre, se le cae el cabello, le crece la panza y está en la una crisis de los 40 años”, comenta Almeida previo a una lectura de guión.
Y tomando como pretexto la temática de esta comedia dirigida por Gabriel Guzmán (Hecho en China) al elenco se le hace preguntas alusivas.
¿Es difícil ser actor sin un sueldo quincenal?
Andrés: Tuve muchos empleos asalariados y donde de alguna manera te da mucha seguridad, pero al final no escoges lo que quieres desarrollar; aquí debes machetearle y sí hay muchos momentos en que las he visto negras, momentos álgidos en que no hay papeles y debo mantener una familia, pero es cuando te empiezas a conocer más personas y pues usar el tiempo para prepararte más.
¿Se debe ahorrar más siendo actor al no saber cuándo llegará otro proyecto?
Adriana: Habrá muchos compañeros que no lo hagan, pero soy alguien que administra el dinero, siempre es necesario un poco por la carrera, puedes estar esperando cinco meses y de pronto no pasa nada. Hay que ahorra también un poco por la condición del país.
¿Has tenido que aceptar un trabajo que no quieres, por no tener dinero?
Anabel: Afortunadamente ninguna, porque como contaba Andrés, empiezas a ver en esto por ti mismo y a crear propias fuentes de trabajo, entonces es ser independiente.
¿Con todo esto quieres seguir siendo actriz Mía?
Mía: (Risas) Tengo 12 años, ahorita vivo con mis papás (Andrea Legarreta y Erik Rubín), no me preocupa el asunto del dinero, pero también sé que me va a servir cuando sea más grande y ayudar en la vida, pero ahorita quiero hacer algo que en realidad me guste.