Mario Moreno Ivanova, una vida de polémicas

Redacción

15:02 | Lunes 15 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 15 (EL UNIVERSAL).- La vida de Mario Moreno Ivanova estuvo marcada por las polémicas casi desde su nacimiento. El hijo de "Cantinflas" murió hoy lunes por un infarto.
Marion Roberts fue el nombre de su madre biológica, una estadounidense que conoció a Mario Moreno “Cantinflas” durante unas vacaciones en México.
Se dice que las amigas con las que Marion venía la dejaron aquí sin dinero y con la deuda del hotel. Un empleado de ese lugar la llevó con “Cantinflas”, quien accedió a pagar la cuenta.
En 1962, “Cantinflas” y su esposa, Valentina Ivanova, adoptaron al bebé de Marion, dos años después de que ésta se suicidara.
Versiones apuntan a que “Cantinflas” no era el padre biológico de Moreno Ivanova, pero él afirmó que el propio actor le dijo que sí lo era.
Tras la muerte de “Cantinflas”, en 1993, se desató un pleito legal entre Moreno Ivanova, el único hijo del actor, y Mario Moreno Laparade, sobrino del intérprete.
Ambos aseguraban tener los derechos de 39 películas de “Cantinflas”. Durante dos décadas pelearon en tribunales y finalmente ganó Moreno Laparade, quien en varias ocasiones señaló a Moreno Ivanova por consumo de sustancias, dilapidar la fortuna de su padre y tratar de explotar con fines de lucro la imagen de su padre.
Los problemas no terminaron ahí para Moreno Ivanova. En sus relaciones familiares los conflictos fueron frecuentes.
En 2012 uno de los hijos que tuvo con Sandra Bernat, Mario Patricio Moreno Bernat, lo demandó por abusos psicológicos y maltratos físicos. “Le tengo miedo, es un monstruo bajo el influjo del alcohol y las drogas”, declaró en ese momento el joven, quien murió en 2013, a los 22 años.
Su hija Marisa Moreno Bernat fue brutalmente golpeada por su esposo en septiembre de 2015.
Gabriel Moreno Bernat vivía en las calles como indigente.
Con Mario y Valentina, hijos de su matrimonio con Abril del Moral, tampoco tenía una relación cercana.