La Bestia toma vida y color en teatro

Redacción

06:00 | Martes 16 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 16 (EL UNIVERSAL).- Acrobacias, canciones, títeres de tamaño real y una “bestia” salida de la imaginación de los niños, que por momentos pareciera aplastarte, es lo que se muestra en “Una bestia en mi jardín”, obra de teatro que nace para crear consciencia con diversión en los pequeños sobre la situación de los migrantes centroamericanos que viajan encima de esta máquina para llegar a tierras estadounidenses y cumplir “el sueño americano”.
Esta función infantil en reestreno, está a cargo de la compañía Puño de Tierra y es dirigida por Valentina Sierra Bárcena.
“Es un proyecto que surge de la necesidad de tocar un tema primordial y no resuelto; la migración y el tren “La Bestia”. Alrededor del tema se pueden tener muchas posturas y difícilmente una sola solución. La única certeza es que el fenómeno del tren de carga que cruza México llevando migrantes en su lomo y que va dejando víctimas a su paso, es un tema que se debe conocer y tratar”, explica Sierra.
La obra cuenta la historia de Damián, un niño mexicano que vive con su madre, una mujer que cocina a diario comida para regalar a los migrantes y que día a día conoce gente que llega a su casa para buscar un descanso, pues su hogar es un refugio de quienes tratan de domar el tren “La Bestia”.
La imagen del temible tren estuvo a cargo de niños que plasmaron en papel un dibujo de cómo se imaginaban a “la bestia”, convirtiéndose en cómplices del vestuario del personaje, así lo comentó la compañía al término de la obra.
Resaltaron que la importancia de aportar no sólo a los niños sino a toda la familia temas importantes en el país como este (y llevarlos a un escenario) es que nos dan la oportunidad de transportarse y comprender la realidad del otro.
“Es un proyecto dirigido al público infantil, porque es en la infancia cuando se da el reconocimiento de la existencia del otro. ‘Mi casa es el camino de muchas personas’ es a la conclusión que llega el pequeño Damián al ver pasar migrantes que van en busca de “La Bestia”.
El montaje de “Una bestia en mi jardín” se nutre de los dibujos y reflexiones de más de 200 niños que participaron en talleres de lectura y reflexión del cuento “Una bestia en mi jardín”.
Los espectadores conocen, gracias a los dibujos que regalaron los niños de la escuela “Manuel Bartolomé Cossío”, el corazón de este montaje.
Al salir de la función los niños podrán hacer su dibujo haciendo crecer la exposición itinerante que llevamos con la obra “Una bestia en mi jardín”, se presenta sábados y domingos en el teatro El Granero, Xavier Rojas, del 13 de mayo al 25 de junio a las 12:30 horas.