Casi nadie cree en los partidos

Redacción

06:00 | Miércoles 17 de Mayo 2017

Humberto Montoya, enviado
TULÚM, Quintana Roo., mayo 17 (EL UNIVERSAL).- Diego Luna se suma a la lista de famosos que busca despertar conciencia sobre los efectos de la contaminación en el planeta.
El actor también aprovechó para dejar clara su postura sobre lo que cree que debería pasar en el ámbito político mexicano y explicar en qué forma cree que se deben usar las herramientas de la red.
En su visita a Tulúm, Quintana Roo, como parte de las actividades de Parley y Corona para anunciar una nueva campaña, se le cuestionó la posibilidad de que quisiera ser visto como un embajador mexicano en el mundo, con próximos proyectos en teatro de la mano del productor Claudio Carrera o al formar parte de esta iniciativa para cuidar los océanos.
“Creo que cuando hablas de la comunidad artística somos el reflejo de una nación. Somos muy pocos los ciudadanos que estamos dispuestos a involucrarnos profundamente. No necesitas un micrófono para hablar y contagiar a otro de lo que te preocupa, esto nos corresponde a todos. El movimiento tiene que venir por todos lados, tiene que ser envolvente”.
Le aburre hablar de él. Al recordarle el caso de otros actores como Leonardo DiCaprio, quien publicara hace unos días un mensaje en defensa de la vaquita marina al presidente Enrique Peña Nieto, Luna afirmó:
“A mí me gusta utilizar el micrófono para hablar de las cosas que me preocupan y no de mí, porque me aburre hablar de mí, pero habrá gente que le guste hablar de ellos como el centro de todo. Ahora, yo te diría: sí, ese tuit detonó cosas pero lo más interesante es ver qué, porque había un chorro de gente trabajando en México desde adentro en el mismo tema y está ahí afuera y nos podemos ir a contagiar por su trabajo. Hay mucha gente que está haciendo lo correcto, hay que empezar a juntarnos, hay que establecer lazos”, explicó.
Para el actor de 37 años de edad la labor de cuidar el medio ambiente es de todos, así como buscar que otras generaciones como los millennials se sumen con el apoyo de la tecnología.
“Tenemos las herramientas, hay que usarlas más que para tomarnos selfies y jugar Candy Crush, tenemos las herramientas para generar redes. Hay gente que se está preocupando por lo que te estás preocupando ahorita y que está haciendo cosas, y hay que salir a buscarlos, ¿no?”.
El histrión también fue abordado sobre la situación política que se vive actualmente, particularmente las elecciones en el Estado de México; respondió: “No creo que sea el momento para hacerlo. Con mucho gusto hablamos en otra ocasión al respecto, porque además no es una respuesta corta; creo que hay que utilizar este foro para lo que creo que nos trajo a todos aquí”.
Remató: “Lo que sí puedo decir, si quieres que lleve esto hacia las elecciones y este momento que viene para el Estado de México y en 2018 para los mexicanos en general, hay que volver estos temas parte de la agenda de estos políticos, ¿no? Si quieren nuestros voto, que nos cuenten qué van a hacer, que hablen de las cosas que nos preocupan, y eso lo podemos hacer como ciudadanos tenemos esa responsabilidad además. Vamos a hacer que estos temas se vuelvan temas reales, que entiendan que sólo así van a conseguir una atención que ya perdieron, porque casi nadie cree en los partidos políticos hoy en día, entonces pongamos estos temas en la mesa”, señaló.
Así, Luna, también productor y director, decidió unirse en esta iniciativa de la mano de Parley y Corona, quienes buscan erradicar el plástico de los océanos y donde se han sumado actores como Chris Hemsworth.
Al ser cuestionado sobre qué lo orilló a inclinarse a ser parte de este movimiento, el actor expresó: “Al principio debo decir que la buena experiencia que había tenido con Corona. No entendía muy bien esto, uno tiende a ver cuando una marca se acerca a ti, que la relación tiene un objetivo específico y comercial, una temporalidad y punto. Y yo así veía o analizaba las cosas, fue poco a poco que me fui dando cuenta que esto era el principio de algo más, primero, de hacerme consciente de un problema que yo la verdad no tenía entre mis prioridades”.
Uno ve el océano y no ve las ocho toneladas de plástico que tiramos todos los años ahí, se sigue viendo igual que cuando yo venía a los diez años, entonces, ¿por qué lo voy a hacer una prioridad? Y la invitación a ser parte de la escuela fue la que terminó de darle forma a mi compromiso con el esfuerzo que están haciendo. Hoy te puedo decir que lo que me tiene aquí es que sí creo que, generacionalmente, hay que cambiar la forma en la que nos relacionamos con todo lo que consumimos, y con lo que le enseñamos a nuestros hijos”, subrayó.
Para Luna, más que ser la imagen de una campaña, explicó que es algo que le ha cambiado la vida.
“Yo no sabía qué era el plástico, me enteré de su historia y, si la estudias, es fascinante. Somos capaces de crear un material maravilloso y súper útil y después volverlo un agente de destrucción. Somos el animal que tiene el cerebro más grande y con mayor potencial y lo hemos usado para destruir lo que nos rodea, el futuro para nuestros hijos y para maquillar la realidad en la que vivimos para que no se vea tan mal. Esto para mí ya no es una campaña, tiene un objetivo a corto plazo: cambiar la forma en la que vivimos.