Violencia en las canchas también llega al futbol femenil

Redacción

15:22 | Jueves 18 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 18 (EL UNIVERSAL).- En el balompié femenil también les encanta “repartir leña”. En varias Ligas del mundo han castigado a futbolistas por practicar el juego rudo en la grama; Silvija Sekaric y Elizabeth Lambert son los casos que más se recuerdan.
Apenas el martes pasado, Sekacic fue suspendida de por vida por agarrar a puñetazo limpio a Adnu Ljubanovic en un juego de la Primera División de Bosnia. La futbolista fue expulsada y mientras se iba del campo, con voz burlona comentó: “Tarjeta Roja, pero por lo menos pude golpearla”. Así que la Comisión Disciplinaria decidió echarla de toda competencia.
SON RIJOSAS. Pero quien se voló la barda fue Elizabeth Lambert, quien fue sancionada un año, porque el 6 de mayo de 2009 repartió golpes, patadas y jalones de greñas a sus rivales, al más puro estilo de la WWE, durante un encuentro entre la Universidad de Nuevo México y Brigham Young.
LA MADRUGÓ. Otra que no se quedó atrás fue Nelly Berta Jara, que el 16 de noviembre de 2002 se descontó a Patricia Yegros, que era la cuarta juez del encuentro entre el Club Libertad y Sportivo Luqueño. Según el diario ABC el puño de la jugadora le dio el rostro a Yegros, mientras redactaba el acta de la expulsión de dicha futbolista. Por esa razón recibió un año de sanción.
Por valiente
Hope Solo fue suspendida seis meses por llamar “cobardes” a sus rivales en los Olímpicos de Río.