Poniatowska, triste, por el periodismo

Redacción

06:00 | Viernes 19 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 19 (EL UNIVERSAL).- Antes de referirse al espíritu de Sor Juana Inés de la Cruz y de hablar de las motivaciones que han guiado su obra, al recibir la presea "Sor Juana Inés de la Cruz", Elena Poniatowska manifestó su tristeza "indignada" por la situación del periodismo en México y por el asesinato reciente de dos periodistas, Javier Valdez y Miroslava Breach, a quienes llamó hermanos del alma y de oficio.
"Unos sicarios les quitaron la vida porque denunciaron a narcotraficantes. Esos asesinatos ponen al periodismo mexicano en estado de indefensión. Tiene razón Carreño al titular su cartón 'Pluma y plomo. La escena del crimen'", dijo Poniatowska al iniciar su discurso que concluyó con el agradecimiento a Sor Juana, a la Universidad del Claustro de Sor Juana y a todos los asistentes a la ceremonia que, señaló, "tienen limpia la cara, están libres de todos los pecados que han agobiado este horrible sexenio".
La ganadora en 2013 del Premio Cervantes de Literatura recordó también a su madre, Paula Amor, quien le cultivó el cuidado del espíritu y quizá, dijo, la conciencia social. Además añadió varios nombres de creadores mexicanos que le faltaron a la lista que hizo Gabriel Said en su libro "Cronología del Progreso".
Durante el acto, Carmen Beatriz López Portillo, rectora de la Universidad del Claustro, señaló que Elena Poniatowska "es la gran maestra de la lengua y a lo largo de su vida ha conmovido nuestras conciencias".
Carmen Beatriz López Portillo la llamó "Elena de México", una escritora y periodista que "sirve de la palabra como arma de transformación". La rectora de la Universidad del Claustro celebró su obra, su vida y citó que Poniatowska prefirió dejar su corona de princesa para darle voz al habla del mundo, al habla de los vencidos, de los cansados y de los desprotegidos.
Durante su participación, la escritora Cristina Rivera Garza describió a Elena Poniatowska como una entrevistadora notable, una mujer aguerrida, incansable y persistente, una mujer entrañable, valiente y buena amiga. Un tesoro nacional.
Por su parte, la investigadora Sara Poot-Herrera enlistó las virtudes que comparten Sor Juana Inés de la Cruz y Elena Poniatowska. Apuntó que son espíritus universales sin universidad, que han sido vanguardia de sus tiempos y cadena de unión "y las dos han creado en el corazón de México".
La ceremonia de entrega de la Presea Sor Juana Inés de la Cruz que la Universidad del Claustro ha concedido a creadores como Leonora Carrington, al ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente; al arquitecto Teodoro González de León, al empresario Carlos Slim y a la ministra Olga Sánchez Cordero, entre otros, concluyó con "Las Mañanitas", mariachi y pastel para celebrar los 85 años que cumple este viernes la autora de "La noche de Tlatelolco".