En esta esquina, Pedro Almodóvar; en la otra, Netflix

Redacción

06:00 | Sábado 20 de Mayo 2017

Alejandra Musi, enviada

CANNES, Francia, mayo 20 (EL UNIVERSAL).- Eran las 8:30 horas y todo estaba listo para la proyección de una de las cintas más esperadas del Festival: Ojka, producida por Netflix y cuya inclusión en la Sección Oficial, al igual que las otras dos cintas producidas por plataformas digitales, ha provocado gran controversia.
Junto con Wonderstruck, por Amazon, y The Meyerowitz Stories, se proyectará en Cannes pero no estrenarán en salas francesas.
8:45 de la mañana. Se apagan las luces y comienza la proyección. Cuando comienza el filme, los abucheos y silbidos no se hacen esperar hasta el punto de hacer insoportable continuar viendo la cinta. Todo proviene de los balcones del Gran Teatro Lumière y nadie entiende por qué.
Primero, se pensó, eran personas que estaban en contra de Netflix. Minutos después se para la proyección, se encienden las luces, se cierra el telón y los organizadores del Festival se dan cuenta que las personas situadas en determinadas áreas de la sala no podían ver la mitad de la pantalla pues una cortina no subió por completo. Después de unos breves minutos de confusión, las luces se vuelven a apagar, se abre el telón y comienza la película.
De inmediato comenzaron a surgir las teorías, algunas apuntaron a un sabotaje al filme. Lo cierto es que fue una falla técnica que dio de qué hablar en la rueda de prensa en la que el propio director de la cinta, Bong Joon Ho dijo, "en cualquier Festival de cine pasan fallas técnicas siempre".
Y no faltó el periodista que puso el dedo en la llaga de la polémica al preguntarle a Tilda Swinton, protagonista del filme: "¿qué piensas de la declaración de Pedro Almodóvar acerca de que no le gustaría premiar una película que no se estrenará en salas de cine?". A lo que la actriz, que ha sido miembro del jurado de Cannes en dos ocasiones, respondió con elegancia:
"Es importante que el presidente del Jurado se sienta con la libertad de dar la declaración que considere. Aunque considero arriesgado etiquetar a personas que también han sido invitadas a la fiesta pero la verdad es que no hemos venido aquí por los premios.
"Si quieren saber lo que pienso, que al igual que como pasa en muchos otros asuntos de la vida, siempre hay lugar para todos".
Joon Ho continuó: "Estoy súper feliz de presentar aquí mi película. Él puede decir lo que quiera, yo estoy bien. Y la verdad es que soy fan de Pedro Almodóvar así que al final, sea lo que sea que suceda, que el filme brille o le vaya mal, está bien, no tengo problema".
La otra gran declaración del día llegó cuando a Tilda le preguntaron qué sentía respecto a que ya hay muchas películas que debido a la falta de distribución en sus respectivos países nunca serán vistas en cine y la gente terminará viendo en sus celulares, a lo que respondió: "Seamos honestos hay miles de filmes que se proyectan en Cannes y nunca llegan a las salas. Toda evolución es buena. Netflix ha liberado esta nueva realidad y le estoy muy agradecida por ello", finalizó.