"La luz de la sombra" explorará la belleza de la figura humana

Redacción

06:00 | Sábado 20 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 20 (EL UNIVERSAL).- Para José María Martínez, la meditación de la belleza de la figura humana permite una interpretación de la realidad, misma que plasma en la muestra La luz de la sombra, presentada en la galería Aldama Fine Art, de la Ciudad de México.
La exposición, que se inauguró el pasado miércoles, está compuesta por 33 obras, entre las que se encuentran óleos y dibujos que el artista realizó durante cinco años.
"Cada pintura es un pedazo de mi vida. Es una exposición de trabajo paciente, le di a cada pieza su tiempo. Es una muestra de trabajo honesto que dará frutos", dijo el artista en entrevista con EL UNIVERSAL.
José María Martínez (Estado de México, 1974) ha participado en diferentes eventos artísticos dentro y fuera del país, como la IX Bienal Internacional de Artes Plásticas, organizada por el Museo Nacional, en España, y ha expuesto en el Museo Universitario del Chopo. Recibió el premio de adquisición en Pintura en Mexique Contemporaine, por el Instituto de México en París. Además se formó en los talleres de los pintores Antonio López y Arturo Rivera, que le inculcaron la búsqueda constante por la calidad en la obra.
La luz de la sombra explora diversos personajes posando con máscaras de pájaro, los cuales se adentran en el mágico ritual de "volverse otro".
"En nuestro país tenemos una gran riqueza, diversidad y fiesta por las máscaras, son un emotivo misterio, la magia de portar una máscara y convertirse en otra persona", comentó.
"De niño acompañé a un tío a pastorear el ganado y mató un pájaro con su resortera, al regresar a casa lo diseccionó y para mí fue una lección de anatomía que me llevó a todos esos estudios que se han hecho en la historia del arte: el hombre y el pájaro, y sus anhelos por querer volar," recordó el pintor originario de Jilotzingo.
Otro eje temático de la muestra son los dibujos de bodegones, la naturaleza muerta, aves y objetos cotidianos que realiza en diferentes formatos. "Hay un encanto en la pintura, cuando visito un mercado o un tianguis quiero retratar unas tunas o unas tortillas, esa riqueza de la naturaleza de los elementos cotidianos que nos acompañan en nuestro día silencioso" señaló el artista.
De acuerdo a José María Martínez, uno de los propósitos de su exposición es provocar en el espectador las emociones que evocan la belleza de la figura humana y los objetos cotidianos. "La pintura no hay que entenderla, hay que sentirla," puntualizó.
La muestra se exhibirá hasta el 30 de junio en la galería Aldama Fine Arte ubicada en Lomas de Chapultepec, foro de la plástica contemporánea de creadores mexicanos y extranjeros.