"War Machine", sátira política sobre guerra de Afganistán

Redacción

19:26 | Jueves 25 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 25 (EL UNIVERSAL).- Luego de los atentados terroristas a Nueva York en septiembre de 2001 una guerra comenzó, una que 15 años después aún no termina. Eso ha dado pie a que a lo largo de estos años múltiples trabajos sobre este acontecimiento lleguen al cine.
El más reciente es "War Machine", sátira política basada en aquellos primeros días de la guerra del nuevo milenio. Es protagonizada y producida por Brad Pitt junto a Netflix.
David Michôd, realizador australiano a cargo de este proyecto, señaló en su visita a México que el largometraje, que estará disponible a través de la plataforma online, habla sobre las ambiciones y el poder en un planeta en el que inocentes van a la guerra sin saber realmente por qué morirán.
En este contexto, ¿por qué una mega estrella como Pitt aceptaría financiar a través de su compañía Plan B un trabajo como este? Para Michôd la respuesta es sencilla, "más allá de ser un actor, Brad es un ciudadano comprometido con el bienestar de su país".
En esta ocasión Pitt no es precisamente del bando bueno, él se convierte en el general Stanley A. McChrystal, que para evitar una posible demanda por parte de él, en el largometraje lo llaman Glen McMahon.
En el filme el personaje interpretado por Brad, es un miembro importante de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) que es enviado por el gobierno a restablecer con sus tropas Afganistán.
La cinta se basa en libro "The Operators: The Wild and Terrifying Inside Story of America's War in Afghanistan" (2012), del periodista Michael Hastings, donde se muestra la manera en la que McChrystal comandó las unidades en medio oriente.
El largometraje es definido por el realizador como una sátira de humor negro, que a través de la risa y lo absurdo busca hablar sobre la ambición que ha existido detrás de esta guerra.
"La comedia siempre ha sido un género muy poderoso para lograr que las inconsistencias y las ilusiones luzcan muy obvias. La película muestra la ambición masculina y su hambre de poder y muestra lo terrible que puede ser la guerra, así como las miles de vidas que pudieron salvarse de no haber continuado con algo que simplemente es absurdo", destacó el director.
Así Michôd retrata el empoderamiento y declive del general McMahon y su pronto reemplazo tras su caída se retiró del ejército y explicó que la única manera en la que esta historia podría haberse realizado era a través de una empresa como Netflix.
"Pensamos que era un proyecto que tendríamos que hacer con personas que quisieran arriesgarse, que quisieran que la verdad sin censura fuera contada y eso al final sólo ocurrió con Netflix, no sé si porque existen intereses detrás de las grandes productoras pero Netflix nos dio libertad y eso es lo único que desea un realizador", explicó.
A este selecto grupo de actores completado por Emory Cohen, Topher Grace, Anthony Michael Hall, Will Poulter, Lakeith Stanfield, Meg Tilly, Tilda Swinton y Sir Ben Kingsley se une el músico Nick Cave.
Cave, ferviente opositor de George W. Bush, es el encargado de llevar al espectador a través de la música a esta historia que en palabras de Michôd "lo absurdo de las altas esferas militares, sistema e instituciones militares, que manejan a sus militares como engranes de un gran complejo que sólo intenta repetir una y otra vez lo que no funciona y que al fallar son reemplazados por otro grupo de personas que lleven a cabo misiones sin fin".