Casa del Humor abre puertas a futuros humoristas

Redacción

06:00 | Domingo 28 de Mayo 2017

Betsy Olivares
CIUDAD DE MÉXICO, mayo 28 (EL UNIVERSAL).- Reírse, divertirse y hasta burlarse de uno mismo o de las situaciones cotidianas de la vida puede generar en la sociedad un cambio positivo en actitudes y ése es uno de los objetivos de La Casa del Humor en la Ciudad de México, ubicada en la colonia Hipódromo Condesa.
A partir de este domingo y durante los fines de semana del mes de junio, este espacio de humor para comediantes impartirá talleres gratuitos abiertos a todo el público con maestros expertos en sus diferentes modalidades como Stand up comedy con la profesora Gloria Rodríguez, Cabaret con Paola Izquierdo, Clown con la Sensasional Orquesta Lavadero y por último, Improvisación teatral con la Impro Lucha.
"El objetivo es contribuir con estos talleres para tener una sociedad más saludable, no solo es ir a reírnos, vamos a reírnos a partir de criticar y focalizar, podemos evidenciar algo que no nos guste de la sociedad y hasta de la política del país", señaló José Luis Saldaña, director de La Casa del Humor.
En este mes las clases impartidas ayudarán a los más atrevidos a sacar el comediante que llevan dentro, así como profesionalizarse en el humorismo.
"Decidimos no sólo festejar, por eso diseñamos El (festival) Risoscopio 2017, que tiene que ver con ese instrumento de observación de todo lo que sucede a nuestro alrededor y hacer comedia", dijo.
José Luis Saldaña, actor, docente y director de La Casa del Humor, explicó que más del 90% de los alumnos que se han inscrito durante el primer año en esta academia de comedia, no tienen nada que ver con las artes escénicas y justamente los talleres están pensados para que el público se atreva a cambiar un poco su rutina.
"Nos dimos a la tarea de tener diferentes niveles en las modalidades y buscamos a los profesores que desde nuestra perspectiva, son los más prestigiosos en México para cada una de estas áreas", detalló.
Risa con conciencia. El objetivo es generar risa y alegría a partir de la comedia, crear cambios en el sentido del humor de la gente y que los refleje en su andar cotidiano y no sólo encasillar a la comedia como un mero entretenimiento, sino lograr un humor crítico en los alumnos.
"El único requisito para inscribirte como alumno en la casa o ir a los talleres es tener ganas de sorprenderse, divertirse.
"Trabajamos con la materia prima que es la creatividad de cada persona, algo que podemos entrenar o bien se puede quedar inactiva y dejar que se nos oxide", comentó Saldaña.