Hay tiempo para soñar: Franco De Vita

Redacción

06:00 | Jueves 01 de Junio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, junio 1 (EL UNIVERSAL).- "Louis" es un taxista que —como tantos— sueña con los escenarios. Un remedo de poeta que sabe que aunque no hay mucho tiempo para fantasear, eso no le impide imaginarse cantando frente a un público.
Al igual que el creador de su historia, Franco de Vita mantienes intacto su amor por la música. A diferencia de éste, el venezolano es una de las figuras más reconocidas del pop en español. Pero tanto taxista como el compositor poseen una virtud: la sencillez.
"Vivo tranquilo con cuatro tomates y dos mangos en mi casa; la satisfacción de recoger la fruta de mi jardín es como ganarme la lotería; ahí encuentro yo la vida, en los pequeños detalles", declaró De Vita recientemente en conferencia de prensa.
Esa humildad ha llevado sus letras a conformar el soundtrack de miles de enamorados en decenas de países. Temas como el propio "Louis", "Un buen perdedor" y "Te amo" le ha valido un lugar en la música en español desde finales de los 80.
No ha estado solo. En su camino lo han acompañado artistas tan heterogéneos como Alejandra Guzmán, Diego el Cigala y La Trakaloza de Monterrey; nominaciones al Grammy Latino —dos de ellos ganados por su producción "En primera fila"—, más de 800 mil suscriptores en YouTube y composiciones que ya son clásicos del repertorio romántico se han sumado a su carrera musical.
De Vita cuenta con 11 grabaciones de estudio entre las que están Extranjero, Nada es igual, Stop y Libre.
Con espíritu activista. Este último álbum fue grabado en 2016 y marcó un regreso a los estudios tras ocho años.
"Libre", que da nombre a la gira que lo trae a México, no sólo aboga por una libertad de alma sino también la de su pueblo; el sencillo homónimo es un reclamo contra desesperanza:
"Estamos sometidos a una especie de no-libertad, la mayoría de las personas no están contentas en donde viven, además nos comprometemos cada vez más con cosas que, si reflexionamos, no nos hacen falta, y nos hacemos esclavos de ellas", platicó en México durante la presentación de su disco, a finales de 2016.
"Pasé mucho tiempo escondido porque había ese miedo de opinar, yo creo que deberemos liberarnos de él. A mí me toco cuando empecé a ver a los niños muriéndose de hambre, ahí dije, ‘ya no puedo callar’. Si nos callamos somos unos cobardes".
El cantautor venezolano no abundó en detalles sobre la situación política y social de su país, pero sí dejó claro su sentir al respecto: "Los venezolanos ya no aguantamos más. Algo tiene que ocurrir".
De Vita pisará la Arena Ciudad de México este 7 de junio. En su show espera repetir el éxito del American Airlines Arena, en Miami, el pasado 18 de marzo, donde logró reunir a más de 20 mil personas.