Infierno de lesiones

Redacción

06:00 | Sábado 03 de Junio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, junio 3 (EL UNIVERSAL).- Una serie de lesiones han apagado poco a poco el infierno de los Diablos Rojos del México que, a punto de terminar la primera mitad de la temporada, están fuera de la zona de calificación a los playoffs.
El golpe más fuerte ha sido la baja definitiva del jonronero Jorge "Chato" Vázquez, quien debido a viejas lesiones en la espalda decidió retirarse del beisbol profesional.
A eso, hay que sumarle el brazo operado de Marco Duarte; las lesiones de Yair Lozoya y Gonzalo Sañudo y, para rematar, la cirugía de Juan Carlos Haper Gamboa, que estará fuera un par de meses.
"La operación fue todo un éxito, salió mejor de lo planeado. Los médicos me dijeron que puedo estar tranquilo. Serán tres semanas de reposo y de ahí viene la rehabilitación que será aproximadamente mes y medio para volver a jugar", explicó Gamboa.
El padecimiento más grave de la lesión vino en la última serie en contra de los Toros de Tijuana, hasta entonces pudo jugar y no tuvo mayores problemas al iniciar la temporada.
"Todo eso lo vengo arrastrando tiempo atrás, de hecho, la temporada aquí la empecé y la estuve jugando lesionado. Para eso estamos aquí, me gusta jugar en equipo y pues mi persona me decía que tenía que jugar; claro que aguantaba el dolor. En Tijuana vino la fractura".