"Se siente más fuera que dentro"

Redacción

06:00 | Miércoles 07 de Junio 2017

Daniel Blumrosen Juárez, enviado

CANCUN, QR., junio 7 (EL UNIVERSAL).- La marcada fractura con la Asociación Mexicana de Árbitros (AMA) y el distanciamiento con los cabecillas del gremio de silbantes no serían las únicas razones por las que Héctor González Iñárritu saldría pronto de la Comisión de Árbitros de la Federación Mexicana de Futbol. El propio directivo no se siente cómodo si los jueces sólo buscan que les sean concedidas sus peticiones.
Una fuente cercana al conflicto, consultada por EL UNIVERSAL, revela que el ex director general de Selecciones Nacionales no está a dispuesto a ceder a las presiones de los cabecillas del gremio arbitral, por lo que en este momento se siente más fuera que dentro del cargo.
La clara ruptura con la AMA es otro factor a considerar, ya que el distanciamiento se dio desde que los árbitros Fernando Hernández y Miguel Ángel Flores tuvieron los desencuentros con Pablo César Aguilar (América) y Enrique Triverio (Toluca).
La postura de los silbantes, quienes suelen considerar "non gratas" a las personas que no están de acuerdo con ellos en diversas situaciones, si no pregúntenle a Edgardo Codesal, también ha influido para que la ruptura sea directa, ya que Iñárritu no está dispuesto a ceder a peticiones absurdas.
Cuestión de tiempo para que haya un cambio, lo que no desagrada del todo a su actual titular si no se hacen cambios de fondo.
Determinación depende de Decio de María
La decisión de cambiar a Héctor González Iñárritu de la Comisión de Arbitraje sólo depende de Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), quien en los próximos días podría anunciar una importante reestructuración en el organismo, incluido el gremio de los jueces.
Una cosa es segura, De María se ha caracterizado por ser un mediador entre las partes en conflicto dentro de la FMF, su asistencia a la Convención de Árbitros habla de que ya han principios de acuerdo y para esto, una cabeza debe rodar.