Ed Sheeran trae su amor millennial

Redacción

06:00 | Jueves 08 de Junio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, junio 8 (EL UNIVERSAL).- Ed Sheeran es millennial hasta en la manera en la que compone. El joven de 25 años de edad es famoso por sus canciones románticas, pero suele tener presente la frase: "no sólo de amor se vive".
Como muchos de su generación, el pelirrojo ha visto de cerca los problemas económicos de allegados. De hecho, uno de sus mayores éxitos es producto de la crisis que atravesaba su mejor amiga.
La canción "Thinking out loud", ganadora de dos Grammy y tres Teen Choice Award, no es completamente de su autoría; surgió de un pedido de auxilio de su compañera de la infancia Amy Wadge, quien iba a perder su casa a causa de sus deudas.
Al verse en esa situación, ella viajó desde Gales para pedirle a Sheeran coescribir el tema que incluyeron en su disco "X": "Estoy feliz porque creo que ahora ella jamás tendrá que preocuparse por dinero otra vez", asegura el compositor.
Ed Sheeran hoy escribe canciones para varios músicos como One Direction, Taylor Swift, Hilary Duff entre otros.
Conecta con su público.
A cuatro años de este éxito, Sheeran es un artista consolidado. La conexión que tiene con sus seguidores no distingue nacionalidad. Prueba de ello es la presentación que hará por primera vez en la Ciudad de México frente a más de 20 mil espectadores que lo verán este sábado en el Palacio de los Deportes.
"Todo en la vida comienza con algo pequeño, pequeñas presentaciones, después lugares más grandes, hasta llegar a llenar estadios, con canciones acústicas grabadas en una habitación, hasta las grandes producciones rodeados de gente, de vender 5 mil discos a vender 100 mil, si lo deseas y trabajas mucho, todo puede pasar", expresa el cantante.
El británico soñaba con este tipo de giras desde los 11 años, edad en la que comenzó a escribir y tocar guitarra con la firme convicción de poder hacerse de un nombre y sacar un disco en el futuro.
Como muchos jóvenes, no recibió algún pago en sus inicios, cuando se presentaba en distintos bares y restaurantes con la esperanza que alguien se fijara en él.
En ese momento, con un solo sueño en mente y una guitarra en su espalda Sheeran decidió abandonar los estudios para dedicarse de lleno al mundo de la música.
Tiempo después publicó su primer EP "The Orange Room" de manera independiente, con el cuál logro captar la atención de Elton John quien lo puso en contacto con el sello Asylum Records y firmó su primer contrato de grabación.
Además de grabar discos, el británico cumplió otro de sus sueños en el cine. Participó en la banda sonora del filme "El Hobbit: la desolación de Smaug", con la canción "I See Fire"; y tuvo un cameo en la cinta "El bebé de Bridget Jones", en la que lo confunden con empleado de una cafetería.