Juego Limpio

Redacción

06:00 | Lunes 12 de Junio 2017

Lo mismo de siempre

Carlos Albert
EL UNIVERSAL

Contra Estados Unidos siempre será lo mismo, es un equipo atlético, rápido, incómodo, que además ya aprendió a jugar futbol, ya sabe estrategia, la táctica y sin caer en la retórica de Osorio, Bruce Arena sabe plantear bien, experimentado, siempre hubo cinco jugadores en la defensa de los nortemericanos y con su velocidad no dejaban huevos para los mexicanos.
Los goles cayeron en ambas porterías con disparos de lejos, armas importantes cuando no se puede desbordar a la defensa enemiga de otra manera.
Me gustó mucho Herrera, fue un hombre fundamental en el esquema del Tri, qué manera de robar balones y recibir 95 por ciento de sus pases a la perfección al hombre mejor colocado de nuestra selección.
Pero yo les pregunto, ¿jugó el Chucky Lozano?, lo vi en dos jugadas y después despareció. Creo que este domingo Vela demostró que es un jugador diferente, gran talento y ritmo diferente. A Chicharito lo vi como siempre entusiasta, luchón, peleando todas, pero en esta ocasión hace ruido más que nueces.
Me parece importante recalcar lo que había mencionado, Bruce Arena no presume tantas cosas ni tanto talento como presume el señor Osorio, sin embargo, ha marcado un partido perfecto contra México en el Estadio Azteca.
De cualquier manera, el empate, para mi gusto, marca con justicia lo que pasó en la cancha: los dos equipos intentaron sacar provecho de sus armar que son, por cierto, las mismas de siempre. México con jugadores hábiles y técnicos, y EU con un grupo de atletas no sólo bien dotados sino también con muy buena técnica, me da la impresión, después de observar este partido, que estábamos viendo cualquier otro entre EU y Tri de los últimos 10 años.
Lo importante en esa ocasión es que el punto obtenido por México nos amarra prácticamente en la Copa del Mundo. Bruce Arena y cualquier otro DT de Estados Unidos puede cambiar a los 11, es más a los 25 seleccionados y serán de las mismas características, porque saben competir, quieren competir, tiene una gran puerta mental, no se achican o se agrandan ante nadie, eso debamos aprender de ellos, cambian apellidos y técnicos, pero juegan siempre de la misma manera.
Hablando del comportamiento de los aficionados, debemos de insistir que es algo no tiene vuelta de hoja, el aficionado mexicano está contento y cree que está siendo muy chistoso con el grito de ¡puto!, ya es irreversible, por lo que tenemos que asumir que pronto nos llegará una sanción realmente grave. Por más que la TV intente taparlo, es imposible, lo viví en el estadio y es impresionante. Preparémonos para una sanción que nos puede doler más de lo que se cree.


P.D. Nos vemos en Rusia.

[email protected]